Programa Nacional Agroindustria 
y Valor Agregado – Proyecto Integrador 
Procesos Tecnológicos para Agregar 
Valor en Origen en forma Sustentable
Buscar    

Publicaciones --> Publicaciones en Medios Especializados

La Argentina reafirma su perfil como exportador de alimentos.

Los datos sobre la evolución del comercio exterior muestran superávit en la venta de carnes, pescados, aceites y granos. Pero existe un fuerte déficit por la importación de insumos industriales, computadoras, máquinas, autopiezas y textiles.
 
Fuente: Clarín Rural - 30/08/2011. Por: Ismael Bermúdez
http://www.ieco.clarin.com/economia/Argentina-reafirma-perfil-exportador-alimentos_0_545345529.html 
 

BALANZA DE COMERCIO EXTERIOR. PRINCIPALES RUBROS 
CON SALDO COMERCIAL POSITIVO.

 
Cada vez más, y al calor de los altos precios internacionales, la radiografía del comercio exterior muestra a la Argentina con un robusto superávit en productos primarios y alimentos. Pero con un fuerte déficit en las manufacturas industriales, incluidos bienes de consumo como computadoras, celulares, acondicionadores de aire y también juguetes y hasta paraguas.

Esta ecuación reintroduce un viejo debate estructural de la economía argentina, que en el pasado fue bautizada como "el granero del mundo". Y que luego tomó nuevos nombres, como el de la "semi-industrialización", "industrialización desigual" o incompleta. Eso incluye al propio sector primario -porque todavía el procesamiento doméstico de la soja, el trigo o el maíz son bajos- y a la industria automotriz que, si bien tuvo una fuerte expansión, todavía es muy deficitaria por la dependencia de modelos y autopiezas del exterior.

Según los datos oficiales en la primera mitad de este año, entre lo que se exportó y lo que se importó, quedó un superávit de U$S 5.786 millones, un 20% menos que en igual período del año pasado. Esto pasó porque si bien las exportaciones aumentaron casi un 25%, las importaciones aumentaron mucho más, treparon un 38%.

Ese superávit comercial muestra que las ventas de carne, pescados, semillas, cereales, grasas, aceites y alimentos dejaron un excedente de U$S 20.000 millones. En cambio, los insumos y productos textiles, siderúrgicos, autos, autopartes, máquinas y demás bienes industriales arrojaron un déficit de más de U$S 14.000 millones.

Este desfase comercial se reforzó este año porque, a pesar del alza de los precios de los commodities y las restricciones a las compras del exterior, la mayor actividad económica y la apreciación del peso incentivaron la demanda de insumos y bienes del exterior.

Así, en los productos y manufacturas agropecuarias las exportaciones crecieron más que las importaciones, mientras que en los productos industriales pasó lo contrario. Más acentuado fue el "rojo" en energía porque las importaciones crecieron un 107% por la menor oferta doméstica.

A modo de ejemplo, la consultora Economía & Regiones señala que "las exportaciones del complejo sojero alcanzaron U$S 17.317 millones durante 2010, lo que representa un 25,4% del total. El producto de mayor valor exportado en el período fue harinas y pellets de soja, con el 47% del total, seguido por porotos de soja (29%) y el aceite de soja (24%). El principal destino de las ventas de porotos fue China, que concentró el 83% de las exportaciones". Si se suma el complejo maicero, más del 30% de las exportaciones responden a esos dos rubros.

Además, el alza de las ventas al exterior se debió al incremento de los precios internacionales, mientras las compras externas aumentaron por mayores cantidades o volúmenes importados. Si se excluye el factor precio, en el primer semestre las cantidades exportadas crecieron apenas un 5%, mientras las adquiridas al exterior un 26%.

Los sectores que son deficitarios y que importaron mucho más que lo que vendieron al exterior son: plásticos, juguetes, cuero, madera, muebles, papel, textiles, calzado, paraguas, cerámica, celulares, computadoras, instrumentos y equipos médicos, siderurgia, repuestos y bienes de capital.

En material de transporte, en especial los autos, el déficit se mantuvo en los U$S 1.800 millones.

Este desequilibrio explica las medidas tomadas por el Gobierno para impulsar que los sectores con déficit externo tengan que invertir para impulsar un proceso de sustitución de importaciones. O deban exportar en la misma proporción que lo que importan. Dicho de otra manera: que lo que se importa se fabrique en el país y que los importadores se conviertan en exportadores a través de la fórmula de "uno por uno": por cada dólar que se lleva la importación ingrese un dólar por exportaciones.

Vender pollos para traer autos

La importadora de autos de la marca japonesa Subaru formalizó un convenio para exportar alimento para pollos (maíz partido) a Chile a cambio de poder continuar con las importaciones de vehículos a la Argentina.

Este mecanismo fue impuesto por la Secretaría de Comercio que encabeza Guillermo Moreno, como una forma de evitar una mayor salida de divisas frente a la caída del superávit comercial. En este caso el plan acordado prevé la exportación de alimento avícola a Chile y el envío a Japón de piezas para el equipo oficial Subaru de Rally que se fabricarán en una planta radicada en la provincia de Córdoba.  

Ver Indice de Notas Publicadas en Medios Especializados... 

Consultas a Profesionales del PRECOP

 

 

Redes Sociales
INTA Agroindustria
INTA Agroindustria
INTA Agroindustria
INTA Agroindustria
 

 

INTA EEA Manfredi. Ruta Nac. 9, km. 636. (5988) Manfredi, Córdoba. TE: (03572) 493039 / 493053 / 493058 int. 133
E-mail: eeamanfredi.agroind@inta.gob.ar - eeamanfredi.ap@inta.gob.ar 

:: Mapa del Sitio ::