Programa Nacional Agroindustria 
y Valor Agregado – Proyecto Integrador 
Procesos Tecnológicos para Agregar 
Valor en Origen en forma Sustentable
Buscar    

Publicaciones --> Gacetillas de Prensa

 
Junio 2014

  

 
Exportaciones de maquinaria agrícola, agropartes e insumos argentinos al mundo

    

El valor agregado del know how del INTA y los puestos de trabajo que genera la exportación.

Luego de un año 2013 con ventas al exterior normales en máquinas agrícolas, agropartes e insumos que logró cifras totales de 385 M/U$S incluidas agropartes, bolsas de silo y los carretones para camiones, y donde los exportadores terminaron el 2013 preocupados por su competitividad en el exterior, la devaluación del peso argentino en enero 2014 posibilitó recuperar competitividad bajando un 10 a 12% los precios en dólar de la oferta argentina y a su vez recuperar oxígeno en los negocios en el exterior.

Se sabe que globalmente también existe inflación en dólar y en ese contexto una reducción del 10% de los valores en dólar en la oferta de las máquinas argentinas mejoró la competitividad de Argentina en el 2014 en varios países, como ser: Alemania, Australia, Bélgica, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Filipinas, Francia, Honduras, Italia, Kazajistán, México, Moldavia, Mozambique, Nigeria, Paraguay, Rusia, Sudáfrica, Ucrania, Uruguay y Venezuela, entre otros países que recibieron en el 2013 máquinas y agropartes argentinas.

Argentina necesita el ingreso de dólares y fundamentalmente generar trabajo genuino con renta distributiva y en el rubro maquinaria agrícola, agropartes e insumos agropecuarios, esos aspectos están garantizados, dado que son empresas en su gran mayoría de capitales nacionales, en su totalidad empresas medianas y PYMES, radicadas en el interior productivo.

Se estima que por cada millón de dólares exportado de Máquinas Agrícolas se ven implicados directa e indirectamente 90 puestos de trabajo, otro dato indica que por cada tonelada promedio de sembradoras de Siembra Directa que se exportó lleva implícito 11,7 puestos de trabajo (valor promedio de U$S 13.000/ton.).

Las exportaciones Argentinas de máquinas agrícolas llevan el valor agregado del Know How de la Siembra Directa, el almacenaje del grano en bolsas plásticas, de la agricultura de precisión y allí aparece el sinergismo de un equipo o red público/privada integrada por INTA / CAFMA / CIDETER / Cancillería de la Nación con sus Embajadas / MAGyP / AFAMAC / MAGRIBA / Agencias Provinciales de Promoción Industrial, y por supuesto las más de 100 empresas argentinas con capacidad exportadora, sumado al aporte de la rondas de negocio de las grandes Expo del Sector.

Los técnicos de INTA (una Institución reconocida globalmente), ponen sus capacidades y conocimientos agropecuarios al servicio de los compradores de máquinas argentinas, eso en varios países constituye la diferenciación entre otras ofertas que sólo ofrecen máquinas.

Para ejemplificar lo anterior, es pertinente relatar que en noviembre del 2011 se firmó un convenio llamado "Campos Experimentales" entre Grain S.A., una gran Cooperativa de Sudáfrica, y el INTA / CAFMA / CIDETER / Cancillería de la Nación y 9 empresas argentinas: Apache, Pierobon, SuperWalter, Metalfor, Pla, Mainero, Ombú, Syra, Abelardo Cuffia.

Luego de 3 años de demostración en 3 Campos Experimentales, evaluando los rendimientos y otros parámetros en ensayos protocolizados donde se sembraron maíz, soja y girasol en diferentes tipos de suelo con las máquinas argentinas vs. la siembra convencional con labranza, o sea la tecnología argentina vs. la tecnología de los productores sudafricanos con los mismos insumos, los resultados indicaron luego de 3 años diferencias a favor de la SD del 30% más de rendimientos en maíz, y 15% en soja.

En maíz el costo de la SD se redujo en un 24,35% y eso correspondía a ponderar un 46% de ahorro de combustible y un 45,4% menos en gastos de lubricantes, y a un mayor costo en el uso de herbicidas para la SD.

Esta ecuación de más rendimientos y menos gastos sinergiza la adopción y las posibilidades de venta de maquinaria agrícola argentina en Sudáfrica, que como se sabe tiene un futuro muy importante de crecimiento, no sólo en Sudáfrica sino en todo el Continente Africano.

Fuente: INTA – CIDETER.

* Aclaración: El valor del año 2013 representa refleja el problema de competitividad de precios existente, que se recupera en el año 2014.

 
En la reciente Expo NAMPO del 13 al 16 de Mayo de 2014, en el Pabellón Argentino participaron 16 empresas argentinas y se vendieron más de 35 equipos entre sembradoras, pulverizadoras, embolsadoras, extractoras, cabezales maiceros y girasoleros, como así también agropartes, esto habla de las reales posibilidades de la tecnología argentina, porque hasta ahora la SD en Sudáfrica presenta una adopción de apenas el 10%, y de sólo el 5% si se considera SD con rastrojo en superficie y al estilo argentino.


 

 
El trabajo de los Campos Experimentales y principalmente los excelentes resultados obtenidos, le posibilitó a la Argentina ingresar al Club de los productores más productivos y conservacionistas de suelo, el Not Till Club, y lograr el patrocinio exclusivo de la Cooperativa más grande de Sudáfrica y organizador de la Expo NAMPO, Grain S.A., quienes en el futuro adoptarán la camiseta argentina para difundir con exclusividad las tecnologías argentinas de SD, y otras como el Silo Bolsa y la Agricultura de Precisión.

Este trabajo facilitará la consolidación de los fabricantes argentinos en el mercado de Sudáfrica, pero también posibilitará llegar más fácilmente a otros países como Angola, Kenia, Mozambique, Namibia.

La consolidación de los fabricantes argentinos viene de la mano de compartir el negocio con muy buenos dealer o concesionarios que asistan las máquinas con repuestos, y también con conocimientos de su correcta utilización, un servicio de extensión permanente donde el INTA puede seguir apoyando y formando técnicos locales, y también los fabricantes argentinos deben estar preparados para competir con los que hoy poseen el mercado, las grandes corporaciones y los fabricantes locales que seguramente serán protegidos por el Estado Sudafricano, y es allí donde se debe avanzar en la integración de las máquinas (diferentes porcentajes de mano de obra local en el armado y reducción de costo de flete), de esa manera se podrá avanzar de forma consolidada en un continente que globalmente se lo ve con un gran potencial de producción, y fundamentalmente de demanda agroalimentaria y agroindustrial.

Los Argentinos deberíamos entender que los mercados de los commodities como granos, aceites y harinas son fáciles de acceder, cotizan en bolsa y se pelean por comprarlos, generan ingreso de divisas para el país, pero un país agropecuario para ser sustentable también debe crecer en agroindustrias metalúrgicas, en agroindustrias alimenticias, en bioenergía distribuida, debe crecer en puestos de trabajo en todo el territorio productivo, generar más renta por ton. de grano/forraje y esa renta reinvertirla localmente, por eso la importancia de generar desarrollo industrial inclusivo y ese es el camino correcto para un país como Argentina con riquezas naturales y excelentes condiciones agroecológicas que produce materia prima para elaborar alimentos para alimentar a 450 M/Habitantes en el mundo, y en el 2030 para 600 M/Habitantes, el desafío será producir y exportar alimentos de alto valor agregado a partir de esa materia prima elaborada con una tecnología cada día más eficiente, y por ende menos demandante de mano de obra tranqueras adentro.

El proceso de cambio de paradigma productivo recién comienza en Argentina, pero los desafíos son múltiples, los argentinos primero debemos entender qué pretendemos como país, si sólo aspirar a ser un eficiente productor y exportador de commodities, con baja demanda laboral y poco desarrollo del territorio, con una concentración agroindustrial primaria en el puerto de Rosario, con una balanza comercial comprometida por exportar toneladas de U$S 700/ton., e importar toneladas de U$S 2.000 en promedio, donde el Estado debe generar alternativas de ayudas sociales para contener la exclusión, y eso significa recursos tributarios que a veces reducen la competitividad de nuestras empresas.

Argentina puede generar más trabajo en origen y más desarrollo territorial, y eso tiene que ver con industrializar la ruralidad y el valor agregado en origen, realizado de manera ordenada a través del desarrollo de Parques Industriales con diseño integral, desde la infraestructura educativa, comunicación, transporte, desarrollo de mercados locales y globales, logística, controles y certificaciones de procesos y productos, entre otras cosas.

En estos procesos juega un rol estratégico el Intendente y toda la comunidad, dado que el 2015 es un año electoral, sería bueno solicitarle a cada candidato a Intendente la propuesta concreta para agroindustrializar de manera sustentable su localidad o ciudad del interior productivo. El valor agregado en origen beneficia a todo el país en su conjunto y hacerlo realidad significa hacer de Argentina un país sustentable.

 

Autor: 

Ing. Agr. M.Sc. Mario Bragachini
Coordinador INTEGRADOR 1 - "Procesos tecnológicos agroindustriales para agregar valor en origen en forma sustentable"
Proyecto Nacional Agroindustria y Agregado de Valor
INTA EEA Manfredi

Ruta 9 km. 636 – C.P. (5988). Manfredi. Pcia. de Córdoba
Tel. 03572 - 493039 / 53 / 58 - Int. 133
E-mail: eeamanfredi.agroind@inta.gob.ar
Web: www.cosechaypostcosecha.org

  
 
 

Redes Sociales
INTA Agroindustria
INTA Agroindustria
INTA Agroindustria
INTA Agroindustria
 

 

INTA EEA Manfredi. Ruta Nac. 9, km. 636. (5988) Manfredi, Córdoba. TE: (03572) 493039 / 493053 / 493058 int. 133
E-mail: eeamanfredi.agroind@inta.gob.ar - eeamanfredi.ap@inta.gob.ar 

:: Mapa del Sitio ::