Programa Nacional Agroindustria 
y Valor Agregado – Proyecto Integrador 
Procesos Tecnológicos para Agregar 
Valor en Origen en forma Sustentable
Buscar    

Publicaciones --> Gacetillas de Prensa

Marzo 2010

Silos aéreos: algunas recomendaciones del INTA PRECOP II

  

El silaje de maíz o sorgo picado fino es uno de los sistemas de almacenaje más importantes en la ganadería moderna. Esto se debe a que es un alimento que produce altos rindes por hectárea con un alto valor energético, tiene una cosecha rápida, un bajo costo de producción por kg de MS digestible y si se lo elabora correctamente, se lo puede hacer con un bajo nivel de pérdidas. Como regla general se indica que el mejor maíz para picado fino es el de alto rendimiento en grano.

Siempre picar lotes que presenten por lo menos entre un 25 a 35% de grano sobre la base de materia seca, para asegurarnos realizar un silaje de alta calidad nutricional, que permita un incremento de la carga animal en los períodos de escasez y por lo tanto una mejora en los niveles de aprovechamiento de un recurso caro y escaso como es la tierra, frente al incremento de la competitividad del sector agropecuario.

Al momento de pensar en la elaboración de un silo aéreo, no se debe perder de vista que este tipo de estructura de almacenaje se aconseja para cultivos que vayan a exceder los 800.000 kg. de materia verde. Esto se debe a que este tipo de estructura presenta un alto porcentaje de pérdidas en su llenado, estabilización y suministro, las cuales se ven diluidas mientras mayor sea la cantidad de material conservado.

Si el volumen del lote a ensilar no es tan grande, en ese caso se debería pensar en optar por una estructura como el silo bolsa, donde no es necesario armar la totalidad de la longitud de la bolsa, y si se elabora en forma adecuada, con muy buenos valores de fermentación.

La elaboración de silos aéreos es una técnica que comprende variados aspectos, el primero y fundamental, es una buena planificación del mismo, para que al aplicar los aspectos agronómicos recomendados por los especialistas, estos se expresen de la mejor manera.

Al respecto, el primer punto de la planificación que el productor debe tener en cuenta, es la ubicación que tendrá el silo aéreo, pensando en una estructura que sea de fácil amortización en el establecimiento y que sea utilizado durante varias campañas; pensar siempre en la cantidad de años que se usara este recurso y el nivel de inversión necesario de acuerdo al grado de utilización del silo dentro de la ración. El lugar donde se planifica el silo aéreo a la vez debe ser práctico a los fines de la elaboración de la ración, facilitando el trabajo de acoplados y mixers.

Siempre priorizar en la construcción de un silo, la elaboración del piso antes que la elaboración de las paredes. Esto es lógico, si se piensa que el silo debe ser suministrado todos los días, y un piso de material o bien compactado, nos ayudara a no estar a merced del mal tiempo. En lo posible evitar darle más de un frente de extracción al silo, ya que esto aumenta su superficie expuesta y por consiguiente las pérdidas.

En lo referente al diseño del silo aéreo, tener siempre presente la cantidad de animales a alimentar y la cantidad de silo que demandara la ración de cada uno de ellos. Se debe extraer diariamente entre 30 y 40 cm de profundidad del silo y recordar que un silo aéreo de buena elaboración y compactación posee una densidad de entre 650 y 750 kg/m3

Una de las mayores pérdidas en los silos aéreos esta formada por la superficie expuesta del mismo al medio ambiente, por lo tanto siempre se deben planificar silos aéreos lo mas altos posibles, dejando su longitud como una variable dependiente del rendimiento obtenido por el cultivo a picar en cada campaña. Entonces la mejor forma de ir compactando el silo aéreo (cualquiera sea su diseño: puente, bunker o torta), es haciendo en sucesivas capas de cierta inclinación, para favorecer que los tractores encargados de la compactación, puedan trepar en forma correcta para extraer todo el oxígeno de la masa del silo (muy aconsejable en esto es usar tractores con reversor de avance). Entonces se puede ir definiendo la altura y el ancho de la estructura, dejando variable la longitud al volumen obtenido del lote picado. Siempre priorizar la altura del silo. 

En caso de no disponer de tractores con reversor de avance para realizar la compactación del silo, el ancho debe ser no mayor a aquel que permita girar con los tractores en su parte superior sin tener que estar bajando hasta el piso, ya que ello aporta tierra al silo y eso es sinónimo de pérdidas de calidad nutricional del silo.

Elegir siempre trabajar con sistemas de extracción que no alteren la superficie expuesta del silo, evitando de esta forma la menor entrada posible de aire al mismo.

Por último, es fundamental cuando se trabaja con este tipo de estructuras de almacenaje, realizar cuando sea posible el tapado del silo con nylon, luego de la extracción diaria, para evitar mayores pérdidas y fermentaciones indeseables.

La incorporación del silaje picado fino de maíz o sorgo de alta calidad, en la elaboración de una ración totalmente mezclada o TMR, es fundamental como herramienta para aportar energía a la mezcla y aumentar la carga animal por hectárea. 
 

Autores:
 
Ing. Agr. Mario Bragachini, Ing. Agr. José Peiretti
INTA EEA Manfredi.
INTA PRECOP II. 
eeamanfredi.agroind@inta.gob.ar
  – 
www.cosechaypostcosecha.org
 

 

Redes Sociales
INTA Agroindustria
INTA Agroindustria
INTA Agroindustria
INTA Agroindustria
 

 

INTA EEA Manfredi. Ruta Nac. 9, km. 636. (5988) Manfredi, Córdoba. TE: (03572) 493039 / 493053 / 493058 int. 133
E-mail: eeamanfredi.agroind@inta.gob.ar - eeamanfredi.ap@inta.gob.ar 

:: Mapa del Sitio ::