Programa Nacional Agroindustria 
y Valor Agregado – Proyecto Integrador 
Procesos Tecnológicos para Agregar 
Valor en Origen en forma Sustentable
Buscar    

Publicaciones --> Gacetillas de Prensa

Gacetilla de Prensa: 03/2008  -  Febrero 2008

Cosecha de Soja:
Cómo recuperar 168 M/U$S de los 917 M/U$S que se pierden anualmente durante la cosecha del Soja?

  

 
Las pérdidas durante la cosecha de soja pueden disminuir el saldo exportable en 917 millones de dólares durante la próxima campaña 2008. Pero esta situación no es irremediable y prueba de esto lo constituye la reducción del 15% en el promedio de pérdidas de cosecha de Soja, en las campañas de trabajo del INTA PRECOP (2003 – 2006), lo cual aumento el saldo exportable del país en 100 millones de U$S por año y fue acompañado también de un aumento en cantidad y calidad del parque de cosechadoras argentino y una actualización tecnológica del mismo.

La propuesta actual del INTA PRECOP, en su fase II, para el 2010 es lograr reducir los valores actuales en un 18% en los próximos 3 años, aumentando el saldo exportable en otros 168 millones de dólares. También el PRECOP propone reducir las pérdidas actuales de daño mecánico al grano durante la cosecha y postcosecha en un 40% en los próximos 3 años.

Las pérdidas de cosecha de soja de la campaña 2005/2006 evaluadas por el INTA PRECOP en 7 provincias, indican un promedio de 141 kg/ha, a diferencia de los 166 kg/ha de la campaña 2002/2003, reduciéndose las mismas en 25 kg/ha, cifra que, si se multiplica por el área de siembra de la presente campaña 2008 de 16,6 millones de hectáreas, da un incremento del saldo exportable de 168 millones de dólares anual.

Las mejoras sustanciales en los niveles de pérdidas en Soja se detectaron en los 2 últimos años, pero todavía se pueden reducir significativamente, dado el rejuvenecimiento del parque de cosechadoras de 11,5 años de edad promedio en el 2002 a 8,57 a fines del 2006. Por otro lado, la cantidad de cosechadoras disponibles aumentó en los últimos 4 años, de 18.000 en el 2002 a 22.347 en el 2006.

Para cumplir el objetivo, se propone entre otras cosas, adelantar el inicio de la cosecha, regular mejor los cabezales y cosechadoras, reducir un 10% la velocidad de avance y evaluar permanentemente las pérdidas de cosecha con la metodología del INTA PRECOP.

La figura del contratista especializado y tecnológicamente actualizado, aparece como aliado al logro de este objetivo.

 

Tabla 1. Objetivo del proyecto PRECOP Fase II para el año 2010, respecto a la reducción en las pérdidas de cosecha en Soja. Fuente: INTA PRECOP, 2008.

Propuesta INTA PRECOP 2007 – 25 kg/ha de reducción de pérdidas

Actual 2007

141 kg/ha de pérdidas totales

Objetivo 2010

116 kg/ha de pérdidas totales

Beneficio estimado a valores actuales de 168 millones de U$S/año de saldo exportable

  

Tabla 2: Evaluación del PRECOP en 7 provincias. Campaña 2005/2006. Tolerancia: 90 kg/ha. Valor actualizado INTA PRECOP Campaña 2006/200. Fuente: Evaluaciones de pérdidas de 8 Coordinaciones de INTA PRECOP. Datos promedio de: EEA Anguil, EEA Pergamino, EEA Balcarce, EEA Concepción del Uruguay, EEA Rafaela, EEA San Luis, EEA Oliveros.

Tipo de pérdidas

Valor promedio kg/ha

% del rendimiento

Pérdidas totales

141

4,86%

Pérdidas por cosechadora

121

4,17%

Las pérdidas durante la cosecha de soja de 141 kg/ha, multiplicadas por el área de siembra de 16,6 M/ha de la campaña 2007/2008, representan 2,34 millones de toneladas de granos que quedan en el rastrojo, cantidad que reduce el saldo de exportaciones en aproximadamente los 917 M/U$S. Aclaración: el valor tomado para el calculo económico fue de 300 U$S/t mas las retenciones, dado que el país percibe el valor lleno por tonelada exportada.

 

Tabla 3. Pérdidas promedio de pérdidas en cosecha de Soja en Argentina y su tolerancia. Fuente: INTA PRECOP, 2008.

Soja

Pérdidas

Tolerancia para 2.900 kg/ha

kg/ha

% sobre el rendimiento

Kg/ha

% sobre el rendimiento

Precosecha

20

0,75

0

0

Cosechadora

121

4,5

90

3,1

Total

141

5,3

90

3,1

 

Tabla 4. Pérdidas promedio de pérdidas por cosechadora de Soja en Argentina y su tolerancia. Fuente: INTA PRECOP, 2008.

Cosechadora

121 kg/ha

Tolerancia para 2.900 kg/ha

Cabezal

85

70 %

63

2,1

Cola

36

30 %

27

0,9

Aclaración: los nuevos valores de tolerancia fijados por el PRECOP en el 2007, son de 90 kg/ha. Este valor, debe mantenerse independientemente al rendimiento del cultivo; la tolerancia será siempre de 90 kg/ha por cosechadora para cualquier rendimiento del cultivo. Estos valores son orientativos y están fijados para condiciones de cultivo buenas, si el cultivo presenta mucha susceptibilidad al desgrane natural (pérdidas de precosecha alta, etc.), la tolerancia por cosechadora debe incrementarse.

La pregunta es: ¿será posible lograr en 3 años la reducción de pérdidas en cosecha de soja que el PRECOP propone en el 2007? Sí es posible, porque el parque de cosechadoras mejoró en cantidad y calidad, y la información de cómo hacerlo está disponible; además Argentina posee productores y contratistas de cosechadoras muy bien preparados para lograrlo. Además el cultivo de soja es el que mayor carga tecnológica posee en Argentina.

El proyecto INTA PRECOP trabaja junto al productor, al contratista, al industrial. El desafío está planteado y debemos hacerlo en poco tiempo. El dinero y el tiempo invertido en capacitación y regulación (costo cero), tendrá sólo en soja, un premio de 168 millones de dólares.

 
Pérdidas durante la cosecha de Soja

Se debe tener en cuenta que del 100% de las pérdidas por cosechadora en Soja (121 kg/ha), el 70% (85 kg/ha) lo ocasiona el cabezal, y que de esas pérdidas, 48 kg/ha son ocasionados en promedio por el movimiento y fricción, que la barra de corte le imprime a las plantas en el momento del corte, generalmente por exceso de velocidad de avance, falta de recambio de cuchillas o deficiencias en la regulación del sistema. Las pérdidas observadas por altura de corte en gran medida, son ocasionadas por el exceso de velocidad de avance; las cosechadora crecieron más en capacidad de trilla, separación y limpieza que en ancho del cabezal; además los cultivares actuales presentan un mayor índice de cosecha, o sea, tienen menos altura de planta y más rendimiento, lo cual, le permite al sistema de trilla, separación y limpieza trabajar dentro de las tolerancias de pérdida a más velocidad, quedando como siempre la limitación de la barra de corte, mecanismo en el cual no se puede evolucionar, al menos para cosechar en cultivos en siembra directa, o sojas de segunda sobre trigo.

Ya existen prototipos experimentales de cabezales stripper para soja, pero sus resultados todavía indican la necesidad de evolución en el desarrollo para llegar a ser competitivos con los cabezales actuales.

 
Futuros y tendencias

El futuro parece estar diseccionado hacia la utilización de cabezales con alimentación por lonas (Drappers), en lugar del sinfín característico, estos cabezales estarán sustentados por ruedas laterales y tendrán un ancho de trabajo de 40 a 42 pies de corte. El objetivo de evolucionar en el diseño de cabezales flexibles/flotantes con alimentación por lonas, esta en que se permite lograr un gran ancho de labor con menor peso, se logra flexión y articulación de su estructura, se puede trabajar con ruedas de apoyo y fundamentalmente se mejora la uniformidad de alimentación de la cosechadora, se disminuye el desgrane frente al embocador, se pueden colocar molinetes de mayor diámetro y de diseño orbital, lo cual mejora sustancialmente la calidad de trabajo y el rendimiento de la cosechadora, durante el 2008 aparecerán en el campo argentino muchos prototipos experimentales para ser evaluados en su rendimiento.

  
Tipos de pérdida durante la cosecha de soja

1- Pérdidas de precosecha

Son aquéllas provocadas por causas naturales e inducidas por un ineficiente manejo previo del cultivo, ajenas al proceso de cosecha. Se producen principalmente por desgrane natural, y/o plantas volcadas, que resultan imposibilitadas de ser recolectadas por el cabezal de la cosechadora. Además, las condiciones climáticas adversas afectan la calidad del grano, lo que se traduce en una mayor susceptibilidad al daño mecánico.

Las condiciones de escasa oferta de equipos de cosecha en cantidad y calidad, sumadas a la carencia de cultura de eficiencia en la cosecha, dificultan disponer del equipo de cosecha en tiempo y forma, retrasando el inicio de la cosecha y predisponiendo al grano a un mayor daño mecánico, lo cual, hace imprescindible prestar atención a los momentos y lugares donde se pueden presentar pérdidas y daño mecánico al grano.

2 - Pérdidas por cabezal

Son aquellas constituidas por las vainas desprendidas de la planta y caidas al piso, principalmente por el agitamiento de la planta en el momento de corte, sumado al accionamiento del molinete.

Las pérdidas por desgrane son principalmente ocasionadas por el movimiento de plantas en el momento del corte, el movimiento lateral al ser desplazada por la cuchilla hacia el puntón (corte tijera), y el movimiento en el mismo sentido de avance de la cosechadora al ser superada la capacidad de corte por la velocidad de avance (550 rpm de mando de cuchilla = 7 km/h). 

Otras causas de las elevadas pérdidas por cabezal pueden ser:

  • Mal estado de las cuchillas.

  • Mal estado general del molinete (molinete no apropiado para plantas de escasa altura).

  • Sinfines de diseño incorrecto, poco diámetro y sin dedos retráctiles en todo su ancho.

  • Excesiva velocidad de avance (> 7, km/h).

  • Mal funcionamiento de los sistemas de copiado del terreno.

  • Incorrecto índice de molinete, altura y avance inapropiado.

  • Cultivo en mal estado al momento de cosecha (inicio de cosecha retrasado).

  • Incorrecto equipamiento del cabezal (flexible corto y duro) y sin automatismo de copiado del terreno.

  • Altura de corte demasiado baja (excesivo movimiento de la planta). Altura de corte demasiado alta para el cultivo (vainas adheridas a las plantas no cortadas).

  • Falta de capacitación y compromiso del operador de la cosechadora.

  • Falta de un control por parte de los interesados del trabajo de cosecha (propietario del lote ausente, o bien, presente en el lote pero sin voluntad y conocimiento para evaluar pérdidas y sugerir cambios). 

Soluciones a las pérdidas de cabezal en Soja

  • Controlar periódicamente el estado de cuchillas, puntones y mandos de accionamiento de la barra de corte.

  • Regular correctamente el índice de molinete en relación a la velocidad de avance.

  • Cosechar a velocidades normales, no superar los 7 km/h.

  • Controlar la flexibilidad del flexible y todos sus mecanismos de automatismo de copiado del terreno (control de altura y autonivelación del cabezal).

  • Invertir tiempo en la regulación de la máquina junto al contratista.

  • Controlar las pérdidas con la metodología PRECOP.

  • Regular la máquina hasta lograr disminuir las pérdidas en un nivel aceptable con la mayor velocidad de avance posible.

  • Informarse. Capacitarse. Estar presente durante la tarea de cosecha, evaluar pérdidas de cosecha con la metodología PRECOP (cuatro aros de 56 cm de ø = 1 m2, 60 granos perdidos por m2 = 100 kg/ha de pérdidas).

  • Motivar al equipo de trabajo (recordar que el operario de la cosechadora es la figura clave del proceso). 

Pérdidas de calidad

Excesivo daño mecánico al grano (tegumentos rotos, alto % de partidos, impurezas en la muestra). La tecnología actual permite trabajar para soja industria con valores menores a 10% de partido, con el 13% de humedad y para semilla con valores inferiores al 5% de daño mecánico.

Soluciones para evitar el daño mecánico

  • Trabajar con la mínima velocidad de trilla tanto sea axial como tradicional el cilindro utilizado.

  • Adaptar la agresividad de trilla a la humedad del grano variable durante el día, con menos de 13% de humedad el grano es muy susceptible.

  • Para cosechadoras de cilindro tradicional se aconseja equiparlas con barras de dientes, contrapesos y despajador a peines.

  • Utilizar durante el trabajo de cosecha el kit de evaluación de partido del INTA PRECOP (www.cosechaypostcosecha.org) , para saber todo el tiempo como esta trabajando la maquina y hacer las regulaciones convenientes. 

 
Recomendaciones generales a tener en cuenta cuando se cosecha soja

Las cosechadoras modernas no sólo deben ser eficientes para cosechar granos, con buena capacidad de trabajo y reducidas pérdidas, sino que además deben enviar a la tolva, granos sin daño mecánico y con mínima impureza.

Además, en un esquema de siembra directa continua deben distribuir uniformemente la paja y granza en todo el ancho del cabezal (con un buen desparramador con doble plato y esparcidor de granza centrífugo neumático, se logra perfectamente el objetivo en todas las cosechadoras). También durante la cosecha, se debe evitar compactar el terreno con las huellas que dejan la cosechadora, los acoplados, la tolva y el tractor.

Las cosechadoras modernas deben estar equipadas con neumáticos altos, anchos y con carcaza que soporte el peso con baja presión de inflado, al igual que el tractor y la tolva, que sacan el grano del lote para evitar la compactación del suelo.

Pero en una agricultura moderna, basada en la información agronómica, que hoy es posible conseguir, resulta imprescindible que la cosechadora cuente con monitor de rendimiento y GPS, posibilitando cosechar granos y datos útiles para realizar mapas de rendimiento, los cuales, bien analizados permiten conocer la heterogeneidad de fertilizad de lo lotes, y cómo inciden los factores de manejo en el rendimiento de la soja, estos factores pueden ser naturales o inducidos.

En resumen, este sistema consiste en comenzar a entender la variabilidad, para luego manejarla.

Los actuales niveles de rentabilidad promedio del cultivo de Soja indican un margen neto de 700 kg/ha. Ante esta realidad, y de acuerdo a las evaluaciones del PRECOP, los valores de pérdidas promedio más altos evaluados están en el orden de los 280 kg/ha, y los valores promedio más bajos están en el orden de 50 kg/ha; el valor promedio como se sabe está en el orden de 141 kg/ha. De estos datos, se puede inferir que el productor que pierde 280 kg/ha, afecta el 40% de su margen neto; el valor máximo de tolerancia de 90 kg/ha afecta el margen neto en un 12,8%, y el eficiente que pierde sólo 50 kg/ha, sólo resta el 7% de su margen neto promedio. De este análisis, surge la necesidad de estar atento y capacitado para enfrentar el proceso de cosecha de Soja con las mejores herramientas. Evaluar pérdidas con la metodología INTA, resulta beneficioso para el productor, el contratista y el país.

La competitividad por el recurso tierra en Argentina llego a tal punto en que por 150 kg/ha de soja, mas o menos, en la oferta de pago por alquileres se puede ganar o perder el mismo, eso da una idea cabal de la importancia económica que posee la eficiencia de cosecha de Soja en nuestro país, donde una maquina bien o mal regulada tiene más de 150 kg/ha de diferencia de pérdidas. Muchas veces 1,5 km/hr de diferencia de velocidad, supera esa diferencia de 150 kg/ha de pérdidas. EE.UU. tiene niveles de pérdidas promedio en Soja de 90 kg/ha, muy por debajo de los 141 kg/ha de Argentina; EE.UU cosecha a menor velocidad de avance y como se superpone con el maíz, cosechan Soja a la mañana con humedad de vainas y maíz al medio día y luego Soja al atardecer nuevamente y por la noche, ósea que las horas de mayor desgrane de Soja, cosechan maíz, cambiando el cabezal dos veces por día.

Argentina debe mejorar la eficiencia de cosecha en sus aspectos cuali-cuantitativos, evitando pérdidas de precosecha y cabezal al adelantar la cosecha, trillar con mínima agresividad, manteniendo bajo el daño mecánico y entregando a la tolva un grano sano y limpio, para asegurar su conservación en postcosecha.

Todo el esfuerzo y el capital invertido desde la siembra, pueden perderse en pocas horas, si no se realiza una cosecha eficiente, con mínimas pérdidas y máxima capacidad operativa, entregando granos sanos y limpios. Medir las pérdidas y obrar en consecuencia, es la solución más efectiva y puede hacer nuestra cosecha mucho más rentable.

El productor debe estar consciente que el buen equipamiento de la cosecha y el cabezal, la capacitación del operario y el tiempo invertido en regular y evaluar pérdidas, reduce las mismas significativamente. Los kg/ha recuperados por eficiencia de cosecha deben ser repartidos equitativamente entre el dueño del cultivo y el dueño de la cosechadora, al menos, cuando se trabaja por debajo de la tolerancia de pérdidas propuestas por el INTA PRECOP. Invierta tiempo en evaluar pérdidas junto a su contratista, utilice los aros del INTA PRECOP.

Para mayor información sobre eficiencia de cosecha de Soja y evaluación de pérdidas dirigirse a:

Proyecto INTA PRECOP.
Unidad Ejecutora INTA EEA Manfredi.
Ruta 9, km 636 (5988)
Manfredi, Córdoba, Argentina.
Tel/Fax: 03572 – 493039.
Web: www.cosechaypostcosecha.org 
Email: eeamanfredi.agroind@inta.gob.ar 

  

Autores:
Ing. Agr. M.Sc. Mario Bragachini (Unidad Ejecutora Módulo Cosecha INTA PRECOP).
Ing. Agr. José Peiretti (Unidad Ejecutora Módulo Cosecha INTA PRECOP). 
   

Redes Sociales
INTA Agroindustria
INTA Agroindustria
INTA Agroindustria
INTA Agroindustria
 

 

INTA EEA Manfredi. Ruta Nac. 9, km. 636. (5988) Manfredi, Córdoba. TE: (03572) 493039 / 493053 / 493058 int. 133
E-mail: eeamanfredi.agroind@inta.gob.ar - eeamanfredi.ap@inta.gob.ar 

:: Mapa del Sitio ::