Programa Nacional Agroindustria 
y Valor Agregado – Proyecto Integrador 
Procesos Tecnológicos para Agregar 
Valor en Origen en forma Sustentable
Buscar    

Cosecha --> Soja

.: INDICE :.
Eficiencia de Cosecha de Soja
Características Técnicas del Cabezal Sojero Ideal
Trilla, Separación y Limpieza
Recomendaciones Generales
Monitores de Rendimiento
Evaluación de Pérdidas
Traslado y Compactación
Tratamiento de Residuos
Evolución del mercado de maquinarias
Trabajos de INTA
 

  Eficiencia de Cosecha de Soja

Cómo recuperar 93 de los 468 millones de dólares que se pierden anualmente durante el proceso de la cosecha.

El área de siembra de Soja en la campaña 2004/2005 es de aproximadamente 14,5 millones de ha.

Los actuales niveles de pérdidas en el proceso de cosecha son de 166 kg/ha en promedio, lo que equivale a decir que quedan en el rastrojo más de 2,4 millones de toneladas valuadas en 468 millones de dólares que dejarán de ingresar en concepto de exportaciones.

Mejorando un 20% la eficiencia de cosecha (33,2 kg/ha), se pueden recuperar 93,6 millones de dólares lo que significa nada menos que 800 cosechadoras nuevas.

Tabla 1: Pérdidas en el cultivo de soja, y sus tolerancias.

SOJA PERDIDAS TOLERANCIA PARA 2600 Kg/ ha
Tipos de perdidas kg/ha % kg/ha %
Precosecha 25 0.97 0 0
Cosecha 141 5.43 105 4
Total 166 6.4 105 4

 

Cosechadora 141 kg/ha

 

Tipos de perdidas kg/ha % kg/ha %
Cabezal 111 78.7* 70 66.7**
Cola 30 21.3* 35 33.3**

* porcentaje sobre un 100% de 141 kg/ha. ** porcentaje relativo sobre 105 kg/ha de tolerancia por la cosechadora.

Aclaración: la tolerancia expresada en kg/ha o sea 105 kg/ha debe mantenerse independiente del rendimiento variable del cultivo; si el cultivo posee un rendimiento mayor o menor (a 2600 kg/ha), la tolerancia se mantiene en 105 kg/ha. Fuente: INTA Manfredi

Se debe tener en cuenta que del 100% de las pérdidas por cosechadora en soja (141kg/ha), el 70% (111 kg/ha), lo ocasiona el cabezal y que de esas pérdidas, el 50% (56 kg/ha), son ocasionados en promedio por el movimiento y fricción que la barra de corte le imprime a las plantas en el momento del corte, generalmente por exceso de velocidad de avance, falta de recambio de cuchillas o deficiencias en el sistema.

Conclusión: Buen equipamiento y mantenimiento de la barra de corte y velocidad de avance que no superen los 7,5 km/h, será la clave para trabajar con bajos niveles de pérdidas.

  

  

  Características Técnicas del Cabezal Sojero Ideal

1- Ancho de corte que le permita aprovechar al máximo la capacidad de trabajo de la cosechadora, sin superar los 7,5 km/h de velocidad de avance.

2- Separadores laterales flotantes, angostos, agudos, livianos y en lo posible regulables (Figura 1).

3- Los flexibles deben ser largos, no menos de 450 mm, para que su variación entre punto muerto superior e inferior no exagere la pendiente. Una pendiente elevada retarda la subida de las plantas, lo que hace necesario el aumento de la agresividad del molinete, aumentando las pérdidas por desgrane.

4- Indicador de la posición de la barra flexible/flotante a la vista del operario, en lo posible con una señalización en el panel de control del operador.

5- Los nuevos flexibles poseen una flotabilidad con sensibilidad de contacto con el suelo regulable desde la cabina del operador. "Suelo húmedo, alta sensibilidad, suelo seco y duro, baja sensibilidad".

6- Puntones y secciones de cuchillas de alta eficiencia de corte (puntones de 1,5" con secciones de 3 pulgadas o bien puntones y secciones de 1,5 pulgadas, figura 3).Es importante que las cuchillas presenten buen filo y un sistema frenante de dientes (aserrado) para que el corte del tallo se produzca sin deslizamiento, evitando movimientos de la planta con aumento de desgrane. Próximamente aparecerán barras de cortes con puntones y cuchillas de 2 pulgadas y recorrido de 3,5 pulgadas (Figura 2), situación que mejorará en forma significativa el sistema tradicional de 3 x 3 pulgadas.

7- El sistema de corte de paso angosto (1,5" x 1,5") supera el tradicional porque produce un corte con menor movimiento de la planta en sentido lateral y longitudinal al avance, disminuyendo el rozamiento y las pérdidas por desgrane. Este sistema permite trabajar a mayor velocidad (2 Km/h mas) con igual índice de pérdidas, o bien a la misma velocidad pero con menores pérdidas que el sistema convencional (Figura 3).

8- Sinfín con un diámetro exterior no inferior a 600 mm, un diámetro de tambor no inferior a 400 mm, dientes retráctiles en todo el largo del sinfín (ideal para soja caída, presentando ventajas en cualquier estado y característica del cultivo). La tendencia actual es equipar los cabezales con sinfines de 660 mm de diámetro con tambor de 400, es decir alas mas altas y dedos retráctiles mas largos y en el 100% del largo del sinfín.

9- Control automático de altura del cabezal, regulable desde la cabina (copiador hidráulico, electro-hidráulico o neumohidraulico). Este equipamiento desvincula al operario de subir o bajar el cabezal de acuerdo al terreno, permitiendo un máximo aprovechamiento del recorrido del flexible (aproximadamente 140 mm) al mantenerlo en forma automática en su nivel medio.

10- Sistema autonivelante automático de fluctuación lateral, mejora el copiado del terreno, permitiendo una inclinación de 5 grados para ambos lados. Este equipamiento es imprescindible para trabajar en forma eficiente con cosechadoras de más de 7 m. de ancho de cabezal y terrenos con macrorelieves.

11- La altura de trabajo de la barra de corte debe ser la máxima posible sin superar la altura de las vainas mas bajas, porque bajar más, aumenta las pérdidas. En algunos casos es preferible sacrificar algunas vainas por altura de corte, que provocar desgrane por frotamiento. La mejor barra de corte no es la que corta mas bajo sino la que provoca menores pérdidas (Figura 4).

12- El molinete debe ser liviano y resistente, con dientes plásticos cónicos unidireccionales y de ángulo variable, para un tratamiento suave y uniforme del cultivo. Diámetro no menor de 1100 mm; los rayos deben ser cerrados y no coincidir con las hileras a cosechar; en caso de poseer púas de acero, se recomienda cubrir el resorte con un caño de polietileno o similar, en Soja de muy bajo rendimiento añadir el kit recolector de paletas de goma..

13- El puesto de comando debe estar provisto de variador de vueltas/minuto y regulación de altura y avance del molinete. Se recomienda que la cosechadora posea variación del giro del molinete coordinado con la de avance; de esta manera, el molinete siempre mantendrá su índice relativo con la velocidad de avance. "Índice de molinete": En la actualidad en máquinas muy avanzadas, el molinete posee 3 memorias de regulación programable, en avance y altura que se cambia mediante el accionamiento de tres botones en la palanca joystick ubicada en la cabina del operador (Figura 5).

Resumen: Un cultivo en optima madurez, cosechado con un buen cabezal, con flexible/flotante de baja pendiente, autonivelante y control de altura, buena mantención de la barra de corte, sinfín y molinete de nueva generación y baja velocidad de avance asegura buena eficiencia de recolección y bajas pérdidas.

Figura 1. Separador lateral de diseño agudo y bajo peso

 

Figura 2. Nuevo sistema de corte con puntones de 2 pulgadas, cuchillas de 2 pulgadas y recorrido de cuchillas de 3,5 pulgadas.

   

Figura 3: Movimiento lateral de la planta con el sistema de corte 3 x 3" convencional vs el sistema de corte paso angosto 1,5 x 1,5"

 

Figura 4: Efecto de diferentes alturas de corte sobre la inclinación de las plantas para un mismo índice de corte.

 

Figura 5: Avances tecnológicos: Joystick de comando de una cosechadora moderna. A) memorias de regulación programables, B) Control de molinete, C) Control de cabezal, D) Parada de emergencia, E) Giro de sinfín de descarga, F) Acoplamiento sinfín, G) Luz de advertencia para sinfín en funcionamiento. 

  

Ver artículo:

Kit de chapas retenedoras de grano de Soja para reducir las pérdidas en cabezales sojeros. 

  

  

  Trilla, Separación y Limpieza

Trillar, separar y limpiar la soja no es tarea difícil, solo que necesita del equipamiento correcto, la regulación adecuada y controles permanentes de la calidad del grano que ingresa a la tolva. Los monitores de pérdidas, y los sensores de retorno de grano, constituyen una gran ayuda en este aspecto; los cilindros a dientes y los rotores axiales facilitan obtener calidad de semilla; el ajuste de las v/minuto del órgano de trilla de acuerdo al estado del cultivo es la clave para evitar daños mecánicos al grano.

  

  

  Recomendaciones Generales

Las cosechadoras modernas no sólo deben ser eficientes para cosechar granos, con buena capacidad de trabajo y reducidas pérdidas, sino que además deben enviar a la tolva granos sin daño mecánico y con mínima impureza.

Además, en un esquema de siembra directa continua deben distribuir uniformemente la paja y granza en todo el ancho del cabezal, como así también evitar compactar el terreno con las huellas que dejan la cosechadora, los acoplados, la tolva y el tractor.

Pero en una Agricultura moderna, basada en la información agronómica que hoy es posible conseguir, resulta imprescindible que la cosechadora cuente con monitor de rendimiento y GPS, posibilitando cosechar grano y datos útiles para realizar mapas de rendimiento.

Resumen: las cosechadoras modernas deben estar equipadas con neumáticos altos, anchos y con carcaza que soporte el peso con baja presión de inflado, al igual que el tractor y la tolva que sacan el grano del lote.

La paja y la granza deben ser distribuidas en todo el ancho del cabezal, un buen desparramador con doble plato y esparcidor de granza centrífugo neumático, logran perfectamente el objetivo en todas las cosechadoras.

Otro equipamiento que no debe faltar en una cosechadora moderna es un monitor de rendimiento con sensor de humedad de grano y GPS para cosechar información valiosa, para cuantificar la respuesta variable de factores de rendimiento inducidos y naturales. Comenzar a entender la variabilidad para luego manejarla.

Argentina debe mejorar la eficiencia de cosecha en sus aspectos cuali – cuantitativos, evitando pérdidas de precosecha, al adelantar la cosecha. Trillar con mínima agresividad, manteniendo bajo el daño mecánico, entregando a la tolva un grano sano y limpio para asegurar su conservación en postcosecha.

Los actuales niveles de rentabilidad promedio del cultivo de soja indican en promedio un margen bruto de 500 kg/ha, ante esta realidad, perder 200 kg/ha durante la cosecha disminuye un 40% el negocio. De este análisis surge la necesidad de estar atento y capacitado para enfrentar el proceso de cosecha de Soja con las mejores herramientas, evaluar pérdidas con la metodología INTA, resulta beneficioso para el productor, el contratista y el país.

  

  

  Evaluación de Pérdidas

Ver artículos:

Determinación de Pérdidas durante la Cosecha de Soja
Relevamiento de Pérdidas de Cosecha en Soja en el área de influencia de la EEA Rafaela, Campaña 2004/05 

  

  

  Monitores de Rendimiento

Ver artículo:

Agricultura de Precisión y Siembra Variable de insumos en tiempo real mediante el uso de GPS y una prescripción con sembradora IOM Inteligente Mega de 12 surcos a 52,5 cm 

  

  

  Traslado y Compactación

Ver artículo:

Manejo de los Rastrojos: Compactación por Tránsito de Vehículos

  

  

  Tratamiento de Residuos

Ver artículo:

Manejo de los Rastrojos: Distribución de Residuos durante la Cosecha

  

  

  Evolución del Mercado de Maquinarias

Ver artículo:

Mercado de Maquinaria Agrícola Argentino 2004. Tendencias 2005 

 

  

Redes Sociales
INTA Agroindustria
INTA Agroindustria
INTA Agroindustria
INTA Agroindustria
 

 

INTA EEA Manfredi. Ruta Nac. 9, km. 636. (5988) Manfredi, Córdoba. TE: (03572) 493039 / 493053 / 493058 int. 133
E-mail: eeamanfredi.agroind@inta.gob.ar - eeamanfredi.ap@inta.gob.ar 

:: Mapa del Sitio ::