Programa Nacional Agroindustria 
y Valor Agregado – Proyecto Integrador 
Procesos Tecnológicos para Agregar 
Valor en Origen en forma Sustentable
Buscar    

Publicaciones --> Informes Técnicos

Categoría: Cosecha - Varios

Visiones técnicas sobre cabezales Draper para la cosecha de cultivos graníferos


   
  
Autores: Ing. Agr. José Peiretti1, Ing. Agr. Federico Sanchez2, Ing. Agr. Gaston Urretz Zavallia2 
1INTA EEA Salta; 2 INTA EEA Manfredi 
peiretti.jose@inta.gob.ar 
  

Introducción

Si en los últimos cinco años los investigadores en mecanización agrícola tuvieran que nombrar la innovación más revolucionaria dentro del rubro de la cosecha de granos, sin duda que los cabezales "drapers" sería lo más destacado. Se le llama así a los cabezales de cosecha con traslado del material cortado mediante bandas de caucho (Figura 1),

El objetivo de este resumen es reunir la visión técnica de los especialistas en mecanización agrícola de la Argentina sobre este tipo de cabezales para máquinas cosechadoras y realizar un recorrido por las ventajas que este tipo de cabezales aportan al trabajo de la máquina cosechadora o "combinada", sus virtudes durante la tarea de cosecha de los principales cultivos graníferos de la República Argentina y los mitos más escuchados en cuanto a su uso.
 

Figura 1. Cabezal "draper" de origen nacional.

Es importante tener en cuenta que el cabezal draper no es una innovación de la última década, es una tecnología que volvió al mercado moderno de la maquinaria agrícola después de varios años en desuso. Tuvo su auge en la década del cuarenta, cuando se utilizaban en cosechadoras de arrastre y autopropulsadas con cabezales con traslado del material cortado mediante lonas.

Y más cerca en el tiempo este tipo de cabezales fueron adaptados para el corte hilerado de forrajes y cultivos graníferos que demandan una desecación natural previa a la trilla, como por ejemplo la Colza (Brassica Napus).

Entonces surge la pregunta de por qué volvió esta tecnología de los cabezales "draper" que durante muchos años no tuvo adeptos. La cosecha con cabezales "draper" aporta ventajas agronómicas al trabajo de la máquina cosechadora, las cuales analizaremos a continuación. Pero si quisiéramos contestar la pregunta de por qué se volvieron a diseñar y modernizar estos cabezales para equipar a las cosechadoras modernas, deberíamos buscar la respuesta primero desde el punto de vista industrial y de diseño de las máquinas cosechadoras modernas.

La gran expansión de la frontera agrícola y el aumento de la productividad por hectárea de los cultivos, producto de los avances en biotecnología, genética y manejo de los cultivos, demandan equipos de mayores capacidades de trabajo para poder cosechar esos cultivos en tiempo y forma. Cosechadoras con motores de mayor potencia (los cuales ya superan ampliamente los 500 Hp), que alimentan a sistemas de trilla, separación y limpieza de mayor capacidad de trabajo, deben ser alimentados por cabezales de mayor ancho de labor para trabajar en forma armónica con la capacidad de trabajo de la máquina cosechadora.

El regreso de los cabezales de alimentación por lonas se debe a que en los cabezales tradicionales, con traslado por sinfín, el traslado del material cortado desde los extremos del mismo hasta el centro donde se encuentra el embocador de la máquina cosechadora, especialmente en modelos de gran ancho de labor, no es uniforme y el material llega extremadamente enroscado en sí mismo, lo que genera ineficiencias en la alimentación de la máquina, con picos en la demanda de potencia solicitada al motor por parte del sistema de trilla.

Esto genera variaciones marcadas en las demandas de potencia generadas por el órgano de trilla al motor, ya que varía la fricción entre el felpudo y el órgano de trilla, varía la capa de material no grano que los granos libres tienen que atravesar hasta los orificios del cóncavo o camisa, entre otros .

Estos problemas se evitan al trabajar con un cabezal "draper", donde en cabezales de mayor ancho de labor, los mayores volúmenes de cultivo cortado por la barra de corte llegan en forma pareja y uniforme al embocador, alimentando al órgano de trilla con un "colchón" de cultivo parejo.

Los cabezales "draper" posibilitan la alimentación del órgano de trilla de la máquina con un flujo uniforme y constante, ya que el material cortado por la barra de corte será trasladado a través de bandas de caucho que circulan con sentido hacia el acarreador de la máquina cosechadora e ingresará ordenadamente a la máquina, sin retorcerse. Esto se traduce en menores esfuerzos en el órgano de trilla de la máquina y posibilita una trilla correcta.

En observaciones realizadas por los autores de este trabajo en la provincia de Salta, durante la campaña 2012 de cosecha gruesa, con máquinas gemelas cosechando Soja (Glycine max (L.) Merrill), se observó que la máquina trabajando con el cabezal "draper" extendía su jornada de trabajo en alrededor de una hora más, cuando la humedad relativa del ambiente aumentaba, en comparación con su gemela equipada con el cabezal tradicional. Esto es posible ya que el cabezal de alimentación por lonas diluye las demandas extremas de potencia, al realizar una alimentación más pareja y ordenada del órgano de trilla. Se debe considerar que una hora más de labor por jornada, en equipos de gran capacidad de trabajo, representarán una cantidad considerable de hectáreas realizadas al final de la campaña.

Si hablamos de disminución de los esfuerzos extremos generados por el órgano de trilla, queda claro que esto también repercute en el consumo de potencia del órgano de trilla y por ende en el consumo de combustible de la cosechadora (teniendo en cuenta que la trilla y el autotraslado son las mayores demandas de potencia en estas máquinas). Los autores encontraron diferencias de consumo en cosechadoras gemelas de alrededor del 15% de combustible a favor de la máquina equipada con un cabezal "draper".

Esa es la razón más importante para justificar la actualización en diseño y tecnología de este tipo de cabezales de cosecha de granos y su relanzamiento en el mercado internacional de la maquinaria agrícola. Esta razón principal, de neta visión industrial, se apoya también en las cuestiones de índole agronómica que describiremos a continuación.

  

    

Autores: Ing. Agr. José Peiretti1, Ing. Agr. Federico Sanchez2, Ing. Agr. Gaston Urretz Zavallia2 
1INTA EEA Salta; 2INTA EEA Manfredi
  

Consultas a Profesionales del PRECOP

  

Redes Sociales
INTA Agroindustria
INTA Agroindustria
INTA Agroindustria
INTA Agroindustria
 

 

INTA EEA Manfredi. Ruta Nac. 9, km. 636. (5988) Manfredi, Córdoba. TE: (03572) 493039 / 493053 / 493058 int. 133
E-mail: eeamanfredi.agroind@inta.gob.ar - eeamanfredi.ap@inta.gob.ar 

:: Mapa del Sitio ::