Programa Nacional Agroindustria 
y Valor Agregado – Proyecto Integrador 
Procesos Tecnológicos para Agregar 
Valor en Origen en forma Sustentable
Buscar    

Publicaciones --> Informes Técnicos

Categoría: Cosecha - Maíz

Informe Técnico de Evaluación del Funcionamiento de Cosechadoras en el Cultivo de Maíz en la Campaña 2005/2006 en el Norte de Buenos Aires.

1González, N. ; 1Elisei, J.

1) INTA PRECOP Pergamino. EEA Pergamino.Ruta 32, km 4.5. (2700) Pergamino. Buenos Aires. permaqui@pergamino.inta.gov.ar  . elisei.javier@inta.gob.ar 

 
 Introducción

Durante la campaña de cosecha 2005/2006 de maíz, dentro del marco del Proyecto Nacional de Eficiencia de Cosecha y Postcosecha (PRECOP), un equipo de profesionales correspondiente a la Estación Experimental de INTA Pergamino evaluó el trabajo realizado por 20 cosechadoras en el norte y centro de la Provincia de Buenos Aires, con la finalidad de testear el trabajo realizado por las mismas. Los partidos en los cuales se llevaron a cabo dicha evaluaciones, fueron Rojas, Pergamino, Salto, San Nicolás, 9 de Julio y Bolívar.

A nivel país durante el año agrícola 2005/2006 la superficie sembrada de maíz fue aproximadamente de 3.070.000 hectáreas, de las cuales, 2.470.000 hectáreas se cosecharon como grano seco y húmedo, 399.000 hectáreas para forraje picado y 199.000 hectáreas se destinaron a pastoreo directo. En el supuesto caso de mantenerse las pérdidas de la campaña 2004/2005, donde fueron de 385 Kg/ha, la pérdida económica sería $ 247.247.000. El objetivo del Proyecto Nacional de Eficiencia de Cosecha y Postcosecha (PRECOP) es disminuir dicha pérdida económica en un 20 %.

  

 Materiales y Métodos

Pérdidas de Precosecha

Como primer paso se realizó la estimación de pérdidas de precosecha. En un sector representativo del lote se delimitó un rectángulo de un ancho igual al número de hileras del cabezal que se va a utilizar, y de un largo que dependerá de la distancia entre hileras del cultivo. Si el maíz estaba sembrado a 70 cm. de distancia entre hileras, el rectángulo tenía 14,3 metros de largo, y si el maíz estaba sembrado a 52,5 cm. de distancia entre hileras, el rectángulo tenía 19 metros de largo.

Dentro de dicho sector de muestreo, se recolectó todas las espigas que a nuestro entender no serían recolectadas por la máquina de ninguna forma. Por tal motivo, se consideró que:

  1. Espigas desprendidas de la planta y caídas en el suelo, no eran recuperables de ninguna forma y debían ser recolectadas como pérdidas en un 100 % dentro del rectángulo de muestreo.

  2. Espigas adheridas a plantas volcadas: en este punto es importante hacer la siguiente observación:

  • Plantas volcadas en sentido transversal a la siembra (de 45˚ a 90 ˚): son recuperables en un 100 % por el cabezal maicero; por lo tanto, no deben ser tomadas como pérdidas de precosecha.

  • Plantas volcadas en la dirección de la hilera: son recuperables en un 50 %, ya que la cosechadora levanta sólo aquellos tallos caídos en el sentido de avance de la cosechadora, al presentar un punto de apoyo para ser tomados por las cadenas recolectoras. Por tal motivo, se recogió sólo la mitad de las espigas de este tipo dentro del sector de muestreo.

Una vez que se recogieron las espigas perdidas (espigas caídas y el 50 % de las espigas adheridas a plantas volcadas en la dirección de la hilera), se transformó éstas en kg/ha de pérdidas de precosecha, aplicando la siguiente fórmula:

(*) Es un índice promedio que hace referencia al peso en gramos de los granos de una espiga. Para un cálculo más exacto, lo mejor es tomar una muestra de 10 espigas promedio de nuestro lote, desgranarla, pesar los granos, dividir por diez para obtener un valor promedio y reemplazar el coeficiente de 150 por el valor obtenido.

Pérdidas por Cosechadora

a) Pérdidas por cola

En la misma zona donde se evaluó la precosecha, se arrojó cuatro aros ciegos después del paso del cabezal y antes que caiga el material por la cola, uno debajo del cajón de zarandas y los otros tres en el resto del ancho de trabajo del cabezal (Figura 1).


Figura 1. Evaluación de pérdidas por cola y por desgrane del cabezal en Maíz. 
Fuente: INTA PRECOP Pergamino, 2006.
  

El aro ciego es un aro de 56 cm. de diámetro con fondo (puede ser reemplazado por la tapa de un tambor de 200 litros que posee la misma medida). Cada uno de estos aros posee una superficie de ¼ de m2, por lo que en total, los cuatro aros, brindaron una superficie de muestreo de 1 m2..

Los granos y restos de espigas sin trillar que se encontraron por encima de los aros ciegos, representaron las pérdidas por cola. Para obtener los kg/ha perdidos por la cola de la cosechadora, se contó los granos y recordando que 33 granos de Maíz en un metro cuadrado (los cuatro aros ciegos), representan una pérdida por cola de 100 kg/ha.

b) Pérdidas por cabezal

b.1) Pérdidas por desgrane: se determinó recogiendo el material situado debajo de los cuatro aros ciegos anteriores (Figura 1). En el caso del Maíz, este material estuvo representado por las pérdidas por desgrane del cabezal. Este tipo de pérdida fue provocado cuando la espiga tomó contacto con los rolos espigadores, al haber una inadecuada (excesiva) separación de las placas espigadoras.

Para obtener los kg/ha perdidos por desgrane por el cabezal, se contó y recordó que 33 granos de Maíz en un metro cuadrado (los cuatro aros ciegos) representan una pérdida por cola de 100 kg/ha.

b.2) Pérdidas por voleo de espigas: en el mismo rectángulo delimitado para valorar las pérdidas de precosecha (Figura 2) y luego del paso de la maquina, se recogió todas las espigas que quedaron sin cosechar y aplicar la misma fórmula que en caso de las pérdidas de precosecha, para obtener los kg/ha de pérdidas por voleo de espigas del cabezal.


Figura 2. Evaluación de pérdidas por voleo de espigas en la cosecha de Maíz y formula para transformar el número de espigas recolectadas en kg/ha. * es un índice promedio que hace referencia al peso en gramos de los granos de una espiga. Para un cálculo más exacto lo mejor sería tomar una muestra de 10 espigas promedio de nuestro lote, desgranarlas, pesar los granos, dividir por diez para obtener un valor promedio y reemplazar el coeficiente de 150 por el valor obtenido. Fuente: INTA PRECOP Pergamino, 2006.
  

Ha este valor de pérdidas por voleo de espigas del cabezal se sumó los kg/ha perdidos por desgrane del cabezal (punto b.1), para obtener los kg/ha perdidos por el cabezal maicero.

Todo el proceso antes descrito representa una repetición de cuatros que se realizaron por cada cosechadora. El valor de las pérdidas totales de cada cosechadora surgió del promedio de las cuatro repeticiones.

Otras mediciones

También se relevó características técnicas de las cosechadoras, propiedades de calidad de los granos cosechados y datos agronómicos del cultivo de maíz como se podrá observar en el próximo apartado.

  

 Resultados

Propiedades técnicas y características funcionales de las cosechadoras

  • Las cosechadoras evaluadas en general tenían una importante capacidad operativa y última tecnología. El promedio de potencia del motor de las cosechadoras fue superior a 200 CV (Tabla 4).

  • El 40 % de los cabezales tenían una distancia entre hileras de 52,5 cm., mostrando este dato una tendencia hacia la elección de estos tipos de cabezales.

  • La velocidad de avance promedio de las cosechadoras fue de 6 km./h. Los valores extremos fueron de 8 km./h y 4 km./h respectivamente (Tabla 4).

  • La capacidad teórica de trabajo surgió de multiplicar el ancho de labor del cabezal por la velocidad de avance de la cosechadora, teniendo un valor promedio de 2.07 ha/hs. Los valores extremos fueron 0.88 ha/h y 3.6 ha/h (Tabla 4).

  • El índice teórico de alimentación de grano se calculó multiplicando la capacidad teórica de trabajo por el rendimiento del cultivo en kg/ha. El valor promedio fue de 15.576,8 kg/ha, mientras que los valores extremos fueron 36.000 Kg. /ha y 4.400 Kg. /ha.

Características del Cultivo de Maíz

El valor promedio de rendimiento fue 7.525 Kg/ha, con valores extremos de 5000 kg/ha y 10000 kg/ha (Tabla 1). Dada las condiciones de sequía durante los meses de diciembre y enero de la campaña 2005/2006, el rendimiento promedio fue muy aceptable. Aquellos cultivos que tuvieron barbechos químicos, fecha de siembra temprana, densidades de siembra adecuadas y buena cobertura de suelo tuvieron una mayor disponibilidad de agua en el suelo, un mejor estado fisiológico durante el período critico del maíz y consecuentemente mejores rindes.

En ningún caso la presencia de malezas afectó el funcionamiento de la cosechadora.

La humedad que se observa en la tabla 1, tuvo un promedio de 15 % variando entre los valores de 14 % y 17 %. Esto determinó bajos valores de pérdidas de precosecha.

Las condiciones de humedad de suelo en los lotes de las evaluaciones fueron adecuadas para el tránsito de las cosechadoras, y son representativas de las condiciones promedio de toda la zona, ya que no se observaron en el área recorrida profundas huellas de los equipos de cosecha.

Las condiciones climáticas para la cosecha fueron muy aceptables.

Pérdidas Totales de las Cosechadoras y Partido de Grano de Maíz.

Como se dijo anteriormente las buenas condiciones de los cultivos, buenas condiciones climáticas y un parque de cosechadoras evaluado en buen estado determinaron que la eficiencia de cosecha fuera mejor que en otras zonas del país.

El valor de 182.4 Kg/ha promedio de pérdidas de cosecha totales es adecuado, dado que se encuentra por debajo de la tolerancia de 210 Kg/ha (Bragachini et al, 2006) y representa el 2.4 % del rinde promedio de 7.525 Kg. /ha (Tabla 1). Mientras el mayor valor de pérdidas de cosecha total fue de 545 Kg/ha, el menor valor se definió en 46 Kg/ha (Tabla 2).

Si efectuamos una proyección de los resultados de los lotes evaluados a todo el partido de Pergamino que tuvo un área de siembra aproximada de 20.000 has de Maíz, habría una pérdida de 3.648 TN o $ 948.500.

El 86.9 % de las pérdidas totales se produjeron en el cabezal, de las cuales el 71.7 % se produjo por desgrane. El estado y la regulación de las chapas cubre rolos fue el factor determinante en la pérdidas por desgrane del cabezal. El vuelco del cultivo, la excesiva velocidad de avance de la cosechadora, la falta de coordinación entre la velocidad de avance de la cosechadora y la velocidad del cabezal, y el voleo de espigas en la parte central del sin fin del cabezal fueron las causas del 28.3 % restante de pérdidas por el cabezal (Tabla 2)

Las pérdidas de cola representaron el 13.1 % de las pérdidas de la cosechadora, de las cuales 39.6 % se produjeron en el cilindro y el 60.4 % en sacapajas y zarandas (Tabla 2)

El porcentaje promedio de partido de grano de maíz se ubicó en 3,7 %. El valor extremo superior fue de 15 %, mientras que el valor extremo inferior fue de 0,9 % (Tabla 3). Si consideramos que 5 es el porcentaje que define la tolerancia para el grado 3 dentro de la Norma de Calidad para la Comercialización del Maíz, hubo cosechadoras que tuvieron una mala regulación de la apertura cilindro-cóncavo en el sentido longitudinal y transversal, además de la revoluciones por minuto del cilindro.

  

 Conclusiones

  • Las cosechadoras evaluadas en su mayoría tenían un nivel tecnológico, un estado de conservación, una preparación y regulación aceptable.

  • Hubo buena disponibilidad de máquinas y la cosecha se realizó a velocidades relativamente bajas por lo que los promedios de capacidad de trabajo (ha/h) e Índice de alimentación de grano tn/h) estuvieron por debajo de los esperados para los rendimientos de los cultivos de esta campaña.

  • Las pérdidas totales de 182,4 Kg/ha fueron menores a las esperadas y notablemente inferiores a evaluaciones anteriores y de otras zonas del país

  • El 86.9 % de las pérdidas de la cosechadora se produjeron en el cabezal confirmando el diagnóstico realizado por el PRECOP que atribuye al cabezal alrededor de un 80 %.

  • La calidad de grano obtenida en general fue buena, pero aparece como un elemento susceptible de mejora.

  • Las condiciones del cultivo y climáticas permitieron un eficiente trabajo de las máquinas.

  • En general los contratistas y maquinistas demostraron un alto grado de capacitación.

  • El rendimiento promedio de 7.525 Kg. /ha fue aceptable dada las condiciones de sequía en la campaña 2005/2006.

Tabla 1

 

Híbrido

Rend.
(Kg/ha)

H.
(%)

Grado de
enmalezamiento

Altura
del cultivo
(cm.)

Cultivo
antecesor

caso 1

AX 882

6500

16

1

180

soja

caso 2

Albión

7000

14

2

220

soja

caso 3

Pucara

5000

17

1

90

soja

caso 4

AX 882

7500

17

2

230

soja

caso 5

DK 688

8500

15

0

200

soja

caso 6

DK 747

7500

15

3

180

T/S

caso 7

P 32 F81

7500

14,5

2

220

T/S

caso 8

AX 882

10000

16

0

220

soja

caso 9

M 452 BT

6000

14

1

180

soja

caso 10

ACA 2001

7500

16

1

210

soja

caso 11

900 TD Max

10000

16

1

170

soja

caso 12

AX 882

7000

14

1

180

soja

caso 13

AX 882

7000

15

1

150

soja

caso 14

900 TD Max

8000

15

0

190

soja

caso 15

900 TD Max

8000

15

0

190

T/S

caso 16

P 32 F81

7000

15

3

190

soja

caso 17

P 32 F82

7000

15

3

190

soja

caso 18

AX 882

7500

14,5

0

180

soja

caso 19

AX 882

8000

15

0

180

T/S

caso 20

AX 882

8000

14,5

0

180

soja

Prom.

7525

15

1

187

 

Tabla 2

Pérdidas de Granos en la Cosecha de Maíz

 

kg/ha (%)

Promedio
kg/ha (%)

kg/ha (%)

Valores
máximo

kg/ha

Extremos
mínimo

kg/ha

 

Perd. Precosecha

30,5 (16,7)

 

 

101

0

 

Perd. Cosechadora

151,9(83,3)

 

 

487

46

Cola

 

19,9 (13,1)

 

96

0

cilindro

 

 

7,9 (39,6)

93

0

sacapajas y zarandas

 

 

12 (60,4)

47

0

 

Cabezal

 

132 (86,9)

400

12

Desgrane

 

 

94,7 (71,7)

381

12

Espigas

 

 

37,3 (28,3)

150

0

 

Total

182,4

 

 

545

46

% Rendimiento

2,4

 

 

5,4

0,09

 

Tabla 3

Partido de Grano en la Cosecha de Maíz

 

Promedio

Valores

Extremos

 

Máximo

Mínimo

 

(%)

(%)

(%)

Partido de Granos

3,7

15

0,9

   

Tabla 4

Características Operativas de la Cosechadoras

 

Promedio

Valores
Máximo

Extremos
Mínimo

Potencia del Motor (CV)

202,2

300

85

Velocidad de avance (Km/h)

6

8

4

Ancho de trabajo (m)

5,1

7

3,5

Capacidad teórica de trabajo (ha/h)

2,07

3,6

0,88

Rendimiento (kg/ha)

7525

10000

5000

Índice teórico de alimentación de grano (kg/h)

15576,8

36000

4400

  

Bibliografía

  1. Bragachini, M.; Bonetto, L.; Bongiovanni, R.; Herbener, N.; Ljubich, M.; Casini, C. 1995. Cosecha, Secado y Almacenaje de Maíz, Cuaderno de Actualización Técnica N˚ 14.

  2. Bragachini, M.; Peiretti, J. 2006. Eficiencia de Cosecha en el cultivo de Maíz, Actualización Técnica N˚ 25.

  3. De Dios, C.1973. Manual de la Cosechadora de Maíz, Boletín de Divulgación Técnica N˚25.

  4. De Dios, C.; Pizarro, J.; González, N.; Ventimiglia, L.; Ladelfa, A.; Cacciamani, M. 1982. Evaluación de Cosechadoras. Pergamino. Estación Experimental Agropecuaria. Carpeta de Producción Vegetal. Tomo V. Maíz. Información N˚ 49.

  5. De Dios, C.; Pizarro, J.; González, N.; Ventimiglia, L.; Ladelfa, A.; Cacciamani, M. 1983. Evaluación de Cosechadoras. Pergamino. Estación Experimental Agropecuaria. Carpeta de Producción Vegetal. Tomo V. Trigo. Información N˚ 56.

  6. González, N.; Devito, C. 1991. Evaluación de Cosechadoras II. Pergamino. Estación Experimental Agropecuaria. Carpeta de Producción Vegetal. Tomo X. Maíz. Información N˚ 99.

  

Autores: 1González, N. ; 1Elisei, J.
1) INTA PRECOP Pergamino. EEA Pergamino.Ruta 32, km 4.5. (2700) Pergamino. Buenos Aires. permaqui@pergamino.inta.gov.ar  . elisei.javier@inta.gob.ar 

Consultas a Profesionales del PRECOP

  

Redes Sociales
INTA Agroindustria
INTA Agroindustria
INTA Agroindustria
INTA Agroindustria
 

 

INTA EEA Manfredi. Ruta Nac. 9, km. 636. (5988) Manfredi, Córdoba. TE: (03572) 493039 / 493053 / 493058 int. 133
E-mail: eeamanfredi.agroind@inta.gob.ar - eeamanfredi.ap@inta.gob.ar 

:: Mapa del Sitio ::