Programa Nacional Agroindustria 
y Valor Agregado – Proyecto Integrador 
Procesos Tecnológicos para Agregar 
Valor en Origen en forma Sustentable
Buscar    

Publicaciones --> Informes Técnicos

Categoría: Cosecha - Girasol

Eficiencia de Cosecha de Girasol

La recuperación del precio del Girasol, provocó en la campaña 2004/2005 un incremento del área de siembra, alcanzando los 1,8 millones de hectáreas con una producción promedio estimada de 1.700 kg/ha y una producción estimada de 3,06 millones de toneladas totales a nivel país.

Las evaluaciones de pérdidas indican valores promedios altos -135 kg/ha en promedio (precosecha + cosechadora)-, fundamentalmente provocado por desgrane en el cabezal, cifra que multiplicada por el área de siembra y el precio del Girasol asciende hoy a 44,7 millones de dólares de pérdidas (Tabla 1).

 

Tabla 1. Valor de las pérdidas por cosecha en el cultivo del Girasol en Argentina y el valor de una posible recuperación del 20% de estas pérdidas. Fuente: INTA Manfredi, 2004.

Valor U$S

Area cosecha (ha)

Pérdidas (kg/ha)

Pérdidas (t)

Valor (U$S/t)

Valor de las pérdidas (U$S)

20% reducción en las pérdidas

Girasol

1.800.000

135

243.000

184

44.712.000

8.942.400

 

Frente a la pregunta: ¿cuánto de ello puede recuperarse?, la respuesta es: mucho; pero para ello hace falta inversión, capacitación y concientización de parte del productor y el contratista, y por supuesto, de los que tienen poder de decisión para modificar esta realidad que perjudica a todos y no beneficia a nadie.

Disponiendo de más y mejores cosechadoras y cabezales (mediante la recuperación del crédito), adelantando la cosecha, regulando las cosechadoras, capacitando a los operarios y evaluando pérdidas se puede recuperar un 20% de las pérdidas consideradas hoy normales y anormales que totalizan 78,4 millones de dólares (20% equivalen a una recuperación de 15,6 millones de dólares o 130 cosechadoras grupo 2).

Las causas de las elevadas pérdidas en Girasol son las siguientes:

  • Demoras en el inicio de la cosecha.

  • Excesiva velocidad de avance de la cosechadora por insuficiente ancho de los cabezales para el índice de alimentación de las cosechadoras modernas.

  • Cultivo desparejos tanto en altura, diámetro del capítulo, humedad del grano y del capítulo (desuniformidad de la distribución de la semilla por escasa utilización de sembradoras neumáticas).

  • Inadecuado equipamiento y regulación del cabezal y del sistema de trilla, separación y limpieza.

  • Ausencia de regulaciones automatizadas que permitan adaptar el mismo a las diferentes situaciones de los cultivos.

Las pérdidas en Girasol ocasionadas por la cosechadora ascienden a 101 kg/ha en promedio de las cuales el 68% es de cabezal y el 32% por cola de la cosechadora. Las pérdidas por cabezal en su gran mayoría, más del 50% son por desgrane, y esto esta relacionado fundamentalmente con la velocidad de avance de las cosechadoras actuales (más de 7,5 km/h), lo que ocasiona un fuerte choque del capítulo con el escudo o rolo del cabezal, y como las bandejas presentan aberturas por donde pasa el tallo, provoca la pérdida indeseada. Por lo tanto siempre es conveniente ampliar el ancho del cabezal y reducir la velocidad de avance siendo aconsejado cabezales de 12, 14 y 16 hileras a 70 cm para cosechadoras de 180, 220 y 280 CV respectivamente, de esta manera se aprovecha la capacidad de trilla, separación y limpieza de las cosechadoras y no se supera los 7,5 km/h que constituyen el límite de velocidad de cosecha para un Girasol de baja humedad de grano.

 

Tabla 2. Pérdidas y tolerancias durante la cosecha del Girasol.

GIRASOL

Tipo de pérdidas

Pérdidas promedio

Tolerancia (para 2.000 kg/ha)

kg/ha

%

kg/ha

%

Precosecha

34,5

1,73

0

0

Cosechadora

100,5

5,02

80

4

Total

135

6,75

80

4

 

Cosechadora

100,5

5,02

80

4

Cabezal

68,5

3,42

52

2,6

Cola

32

1,6

28

1,4

La tolerancia expresada en kg/ha se debe mantener independientemente del rendimiento dado que, como el 70% de las pérdidas las produce el cabezal, los cultivos que más rinden resultan ser más fáciles de recolectar por el cabezal.

Ya en la tarea de evaluación de pérdidas, los "aros del PROPECO" de 56 cm de diámetro (1/4 m2), son el termómetro imprescindible para saber si las cosas se hacen correctamente: si en el acumulado de cuatro aros ubicados en el área cosechada se encuentran más de 98 granos medianos de Girasol, se habrá encendido la luz roja. Esa cosechadora está superando los niveles de tolerancia y en tal caso se debe observar el estado del cultivo; si ésta no es la causa principal de las pérdidas, se aconseja que junto al contratista, con inversión de poco tiempo, se haga una correcta regulación del cabezal, así como del sistema de trilla, separación y limpieza, lo que servirá para mejorar sustancialmente la eficiencia de cosecha.

  
  El Cabezal Girasolero

Los cabezales girasoleros han retrocedido en las ventas año tras año.

Figura 1: Evolución del mercado de cabezales girasoleros de los últimos 15 años en Argentina. Fuente: INTA Manfredi 2004.

 

El área de siembra hasta la campaña 2003 venía en franca disminución, por diferentes causas, una de ellas, la sequía de la primavera en el área girasolera y otra la falta de competitividad con el cultivo de soja, principalmente por la mayor inversión necesaria en semilla y herbicida para el Girasol, esto último, por no existir todavía un Girasol RR, de todos modos programas integrales como ASAGIR, y la recomposición del precio relativo del Girasol, le otorgan hoy la competitividad necesaria al cultivo.

  
  Exigencias técnicas del Mercado de Cabezales Girasoleros

  1. Equipos livianos y con gran ancho de labor: 8,4, 9,8 y 11,2 m de ancho de labor, para cosechadoras de 180, 220 y 280 CV de potencia respectivamente.

  2. Escudo fijo o tipo tambor giratorio de buen diámetro y de fácil regulación, sin necesidad del uso de herramientas manuales, en lo posible en forma hidráulica o eléctrica desde la cabina con movimiento solidario al molinete.

  3. Molinete de palas anchas dispuestas helicoidalmente, con regulación hidráulica de altura (en lo posible con variación de giro continuo desde la cabina del operador).

  4. Mejoras en los sistemas de corte que se adapten a las nuevas condiciones de velocidad de avance y diámetro de tallo. Sistema de mayor superficie de corte y mando de cuchillas con una velocidad no inferior a las 450 vueltas/minuto.

  5. Bandejas con regulación de separación entre ellas (garganta) con regulación fácil para adaptar el equipo a los diferentes diámetros de tallos y capítulos.

  6. Fácil adaptación de la posición de las bandejas a las diferentes alturas de los Girasoles a cosechar, mediante variaciones entre cabezal y embocador o bien entre bandeja y cabezal (calcos instructivos con esquemas).

  7. Destroncador de fácil regulación en altura y avance, equipado con contracuchilla de autolimpieza.

  8. Regulación de la velocidad de giro de todo el cabezal mediante variador hidráulico con accionamiento desde el puesto de comando del operador. Este equipamiento lo poseen minoritariamente algunas cosechadoras de serie, de manera minoritaria; por lo tanto sería un equipamiento para adicionar al cabezal.

  9. Velocidad de molinete, sinfín, cuchilla y destroncador coordinados en forma inmediata de acuerdo a las condiciones del cultivo y a la velocidad de avance de la cosechadora (cosechadora de nueva generación CASE AFX 8010, 20% + y 20% - en la velocidad de giro del cabezal de regulación automática con la velocidad de avance).

  10. Pantalla de alambre para evitar la caída de capítulos detrás del cabezal, colocada en forma perpendicular a la línea de visión del operador.

  11. Separadores laterales o "puntones" largos, agudos, altos y cerrados para evitar pérdidas por descabezado de capítulos.

  12. Los equipos deben cumplir con todas las normas de seguridad para el operario y además contar con calcomanías y manual del operario con indicaciones de las regulaciones básicas del cabezal frente a las variaciones del estado del cultivo.

  13. Además los cabezales girasoleros deberían disponer de kit de adaptaciones especiales para recolectar Girasoles con plantas volcadas.

Para Girasoles totalmente volcados, el cabezal debe ser especifico y constituye una materia pendiente de la industria nacional; si bien el mercado es pequeño, el valor económico de las pérdidas año tras año es importante y hoy frente a lotes totalmente volcados, existen tres alternativas: la pérdida total del lote, la recolección a mano, o la utilización de algunos cabezales importados de Italia con excelente prestación al disponer de cuchillas rotativas de corte, cadenas alzadoras formadas con correas, puntones y capots especiales.

 

Autores:
Ing. Agr. MSc. Mario Bragachini
Ing. Agr. José Peiretti

Proyecto de Eficiencia de Cosecha y Postcosecha de Granos. INTA Manfredi. Ruta Nacional Nº 9, Km 636 (5988). Manfredi Córdoba.
Tel/fax: 03572 – 493039/53/58
Email: eeamanfredi.ap@inta.gob.ar 
Web: www.agriculturadeprecision.org  

Consultas a Profesionales del PRECOP

  

Redes Sociales
INTA Agroindustria
INTA Agroindustria
INTA Agroindustria
INTA Agroindustria
 

 

INTA EEA Manfredi. Ruta Nac. 9, km. 636. (5988) Manfredi, Córdoba. TE: (03572) 493039 / 493053 / 493058 int. 133
E-mail: eeamanfredi.agroind@inta.gob.ar - eeamanfredi.ap@inta.gob.ar 

:: Mapa del Sitio ::