Programa Nacional Agroindustria 
y Valor Agregado – Proyecto Integrador 
Procesos Tecnológicos para Agregar 
Valor en Origen en forma Sustentable
Buscar    

Publicaciones --> Informes Técnicos

Categoría: Bioenergía

Biocombustibles. Expansión de una industria naciente y posibilidades para Argentina

Jorge Schvarzer y Andrés Tavosnanka
Centro de Estudios de la Situación y Perspectivas de la Argentina
Diciembre de 2007

Introducción

El alza sorprendente del precio del petróleo en los últimos años ha tenido impactos en los más variados espacios económicos. La posibilidad de que el precio del barril llegue, y se mantenga, en torno a los cien dólares ha modificado las expectativas económicas en una medida sólo comparable con lo ocurrido con los dos primeros shocks del petróleo en los años 1973 y 1979. Entonces, y ahora, las señales del mercado llevaron a la conclusión de que el petróleo puede agotarse, aunque esa hipótesis viene siendo afirmada desde hace larga data por geólogos y especialistas. Esta situación contrasta con la situación del prolongado período durante el cual los precios se ubicaron en una franja entre 15 y 25 dólares por barril que había  adormecido a las opiniones críticas.

Las explicaciones sobre las causas del aumento del precio no siempre son satisfactorias pero el resultado es un dato objetivo que debe ser tenido en cuenta. En principio, la gama de respuestas a ese aumento incluyen acciones sobre la demanda, como las intenciones de reducir el consumo de energía (dado que hay evidencias de usos exagerados apoyados en los bajos costos históricos) y otras del lado de la oferta como el acento puesto en la explotación de nuevas fuentes naturales para satisfacer la demanda.

Las nuevas fuentes posibles son múltiples e incluyen a la ya clásica energía hidroeléctrica y la nuclear, que vuelve por sus fueros; asimismo, aparecen otras menos desarrolladas, en rápido proceso de consolidación, como la eólica, los paneles solares, el hidrógeno y otras alternativas posibles. En ese listado figuran también los biocombustibles que ofrecen la ventaja de basarse en fuentes naturales renovables y que están experimentando un notable salto en su producción y demanda.

El nuevo panorama de la energía encuentra a la Argentina dotada de una serie de condiciones naturales y aprendidas que la ubican en una posición interesante frente a las nuevas demandas.

En primer lugar, el país cuenta con una disponibilidad de recursos naturales y capacidades desarrolladas que pueden servir de base para el impulso de las nuevas tecnologías para producir energías. Entre ellas se encuentran varias décadas de desarrollo de la energía nuclear, la disponibilidad de yacimientos de uranio a ser explotados, un enorme potencial para la energía eólica (especialmente en la Patagonia) y la posibilidad de construir nuevas centrales hidroeléctricas de gran capacidad. A este capital se suma la oferta potencial del sector agrícola, hoy revalorizado por su rol central en las nuevas fuentes de energía. El país tiene la ventaja de contar con amplias extensiones de tierras fértiles disponibles y una amplia experiencia en el desarrollo de variedades agrícolas, nuevas técnicas de siembra, utilización y fabricación de maquinaria de última tecnología, etc. Además, cuenta con una industria aceitera eficiente y de gran escala, junto con una cierta experiencia acumulada en la producción de etanol (antes llamado alconafta).

Por otro lado, la necesidad mundial de cambiar sus fuentes de energía confluye en nuestro país con las dificultades para asegurar un escenario de auto abastecimiento en el mediano plazo. La matriz energética argentina está basada en el petróleo y el gas, que ofrecen un horizonte local de reservas en franca disminución, planteando la posibilidad de que el país se convierta en importador neto en el corto plazo.

En este contexto surgen los biocombustibles como una alternativa posible y positiva ante los desafíos que enfrentan la economía mundial y, en particular, la Argentina. En el mundo se apuesta al biodiesel y al etanol para comenzar un reemplazo gradual, y acotado, del petróleo con la doble ventaja potencial de que ambos se originan en fuentes renovables y, en menor medida, en que permitirían reducir las emisiones de carbono que provocan el calentamiento global. En nuestro país, los biocombustibles se presentan potencialmente como un área productiva cuyo desarrollo podría contribuir a potenciar el crecimiento del sector agropecuario y de algunas economías regionales, diversificar la matriz energética (sustituyendo parte de las crecientes importaciones petroleras), generar empleo e incluso convertirse en una fuente importante de divisas.

Por esas razones, este trabajo ensaya trazar un panorama general de la oferta y demanda de los biocombustibles, tanto en el ámbito mundial como en nuestro país, tratando de evaluar las posibilidades de que se conviertan en una alternativa a los combustibles fósiles y de estimar el verdadero impacto económico que su producción puede generar.

Los biocombustibles son un fenómeno relativamente reciente (al menos en lo que respecta a su producción a gran escala), acompañado por un ritmo casi increíble de avance en estos últimos años. La novedad del tema y la rapidez de cambios provocan una notable escasez de información estadística confiable que, por otro lado, se convierte en obsoleta a poco andar. Por ello se han recurrido a una gran variedad de fuentes de información, que ofrecen distintos grados de precisión, pero que, en conjunto, permiten acercarse a las características principales de esta industria naciente.

La primera sección presenta una breve introducción general, para lo cual repasa algunas de las características del mercado de combustibles argentino y del mundo. La segunda sección presenta las normas regulatorias del sector, establecidas en la reciente ley 26.093 que está dando lugar a la expansión de la oferta local. Las dos siguientes estudian la producción de biodiesel y del etanol, las dos principales alterativas provenientes de la agricultura para reemplazar, respectivamente, al diesel y a la nafta. En ambos casos se analiza, en primer lugar, la actual configuración del mercado mundial de cada uno de esos productos y las perspectivas de evolución para los principales productores. Luego se enfoca la producción argentina, examinando la escala de producción, la distribución geográfica y las principales empresas productoras. A continuación se exploran las distintas materias primas que se pueden utilizar para elaborar cada uno de esos combustibles, las dificultades que cada una plantea y el impacto económico que pueden generar.

A continuación, y a modo de balance, se analizan algunas de las mayores características de estos cambios y lo problemas y desafíos que se plantean en medio de un proceso cuyo ritmo provoca que las conclusiones puedan quedar obsoletas no bien se hayan terminado de escribir.

Indice

1. Del combustible al biocombustible

1.1. Matriz energética argentina

1.2. Expansión internacional de los biocombustibles

1.3 Política argentina en la ley de promoción de biocombustibles

2. Biodiesel

2.1. Mercado mundial de biodiesel

2.1.1. Producción mundial de biodiesel

2.1.2 Principales productores de biodiesel

2.2. Producción argentina de biodiesel

2.2.1. Escalas de producción

2.2.2. Capacidad instalada

2.2.3. Principales empresas productoras

2.2.4. Distribución geográfica de la capacidad productiva

2.3. Materias primas para la fabricación de biodiesel

2.3.1. Restricciones de tierra para la producción

2.3.2. Situación de los cultivos tradicionales

2.3.3. Situación de los cultivos alternativos

2.4. Viabilidad e impacto económico

2.4.1. Margen de ganancia del biodiesel a base de soja

2.4.2. La competitividad en el mercado interno

2.4.3. Las exportaciones del complejo sojero ante la producción de biodiesel

2.5. La alternativa de las microalgas

4. Etanol

4.1. Producción mundial

4.1.2. Principales productores de etanol

4.1.3. Otros países que incentivan el consumo de etanol

4.2. Comercio de Etanol

4.3. Producción argentina de etanol

4.3.1. Producción actual de etanol

4.3.2. Capacidad instalada y proyectos de inversión

4.3.3. Principales empresas productoras

4.3.4. Distribución geográfica de la capacidad productiva

4.4. Exportaciones de etanol

4.5. Materias primas para la elaboración de etanol

4.6. Requerimientos de tierra en el ámbito mundial

4.7. Análisis económico

Reflexiones finales

 

  

Autores:
Jorge Schvarzer y Andrés Tavosnanka
Centro de Estudios de la Situación y Perspectivas de la Argentina
Diciembre de 2007  

Consultas a Profesionales del PRECOP

 

 

Redes Sociales
INTA Agroindustria
INTA Agroindustria
INTA Agroindustria
INTA Agroindustria
 

 

INTA EEA Manfredi. Ruta Nac. 9, km. 636. (5988) Manfredi, Córdoba. TE: (03572) 493039 / 493053 / 493058 int. 133
E-mail: eeamanfredi.agroind@inta.gob.ar - eeamanfredi.ap@inta.gob.ar 

:: Mapa del Sitio ::