Programa Nacional Agroindustria 
y Valor Agregado – Proyecto Integrador 
Procesos Tecnológicos para Agregar 
Valor en Origen en forma Sustentable
Buscar    

Publicaciones --> Informes Técnicos

Categoría: Agroindustria

Estabilidad de los precios según el nivel de valor agregado a partir del grano de maíz como materia prima.

Ings. Agrs. Juan Trossero. y José María Méndez - INTA AER Totoras 
Técnicos del Proyecto Agroindustrialización en Origen - Proyecto PRECOP II
 

Introducción

La realidad actual indica que el pequeño y mediano productor agropecuario, con ser eficiente en la producción de granos (y que de hecho lo es) en muchos casos no le es suficiente para mantenerse competitivo y/o crecer. La realidad del productor agrícola, indica la necesidad de evolucionar "tranqueras afuera" y comenzar a participar en el negocio de transformación de los granos. ¿Cómo? Cualquier forma asociativa es el camino para lograr escala y poder llegar con sus granos, transformados en alimentos de calidad, a las góndolas de los grandes centros de consumo. Con este gran paso se facilita la participación del productor en el negocio de la transformación, procesamiento y comercialización de la materia prima que produce en su campo en un alimento de alta calidad. La empresa de esta manera permanecerá competitiva y crecerá, más aún si todo este proceso se desarrolla en origen, el agregado de valor se transforma en una herramienta de suma importancia para el desarrollo de la región. La propuesta es: crecimiento vertical del sector agropecuario en forma asociativa, generando valor agregado en origen a la materia prima que tan eficientemente produce.

El agregado de valor de los granos en origen es la alternativa que brindaría más estabilidad al negocio del productor ya que a medida que se comercializa un producto con mayor valor agregado y este tiene como destino satisfacer una necesidad más específica, más estable sería el precio del mismo.

La evolución del comportamiento de los precios indican que las materias primas sufren grandes variaciones de precios, cosa que generalmente no se traslada a los productos con mayor valor agregado o si lo hacen es en menor magnitud, lo cual indicaría una mejor estabilidad del negocio.

Por ello nos planteamos analizar la variabilidad que se presenta en productos con distintos niveles de valor agregado.

En los sistemas productivos agrícolas en Argentina de la Pampa Húmeda y Sub Húmeda hoy existe una gran desproporción del cultivo de soja,19 M/ha versus 7 M/ha de cultivos gramíneas (maíz, sorgo, trigo), lo que provoca un balance negativo del carbono en el suelo (M.O.), indicando la necesidad de mejorar la competitividad de los cultivos mencionados (maíz, trigo, sorgo) para hacer sustentable el sistema.

Por las condiciones edafoclimáticas reinantes en gran parte de Argentina y la alta capacidad de transformación en proteína animal, el maíz es uno de los cultivos con mayor potencialidad de logros de esa competitividad y es el mejor antecesor del cultivo de soja. Además es el cultivo por excelencia para ser industrializado y transformado en origen, por eso nos parece oportuno comenzar con el maíz en este tipo de análisis, para luego seguir con los otros cultivos.

  

Objetivo

Analizar la estabilidad de los precios de un producto primario, el grano de maíz, y de cuatro productos que de él se obtienen: aceite crudo, aceite refinado, carne de pollo al mayorista y al consumidor. Si bien en estos cuatro productos, que involucran al grano de maíz como principal insumo, influyen en la formación del precio otras variables (energía, sanidad, mano de obra para la producción y el procesamiento, transporte, etc.), el grano de maíz tiene un peso relevante en la formación del precio del producto que llega al consumidor.

En este trabajo se plantea la hipótesis que la estabilidad de los precios es superior en los productos elaborados que en las materias primas que lo componen.

 

Metodología

Se tomaron las series de precios de cada producto y se procedió a su análisis. Las mismas se obtuvieron de la página web de la Secretaría de agricultura, ganadería, pesca y alimentación (SAGPyA). Se utilizaron los datos del año 2002 al 2008, se calcularon los promedios anuales y se procedió a realizar los gráficos de cada uno con su correspondiente línea de tendencia y ajuste (R²). Posteriormente se calculó la media, el desvío estándar (D.E.) y coeficiente de variación (C.V.) para determinar el grado de variabilidad de cada serie de precios.

  

Resultados y Discusión

A continuación se presentan tres gráficos. El de los precios del grano de maíz (Fig.1), el de los aceites, tanto crudo como refinado (Fig.2), y por último el de la carne de pollo, en el cual está el precio al mayorista y al consumidor (Fig.3).

Figura 1. Seríe de precios FOB y línea de tendencia de los granos de maíz (2002-2008).

  

Figura 2. Serie de precios FOB y línea de tendencia del aceite crudo y refinado de maíz (2002-2008).

  

Figura 3. Serie de precios FOB y línea de tendencia del pollo al mayorista y al consumidor (2002-2008).

  

En cuanto a las pendientes de las líneas de tendencia; los valores positivos indican que la tendencia de los precios de estos productos, más allá de la variabilidad que presentan, en el largo plazo es creciente y la magnitud de los valores representa la tasa de crecimiento de los mismos. Los aceites fueron los que mostraron los valores más elevados seguidos por la carne de pollo al consumidor, luego al mayorista y por último los granos. Los valores de R² indican el grado de ajuste de cada serie de datos con su correspondiente línea de tendencia. Cuanto mayor es este valor, más confiable es la representatividad de la ecuación de esta línea y por lo tanto el valor de su pendiente.

Más allá de la magnitud del valor de la tasa de aumento del precio de cada producto, se observa que los productos con valor agregado presentan una tasa más alta en comparación con la materia prima que le dio origen.

Ahora bien, refiriéndonos a la estabilidad de los precios, la serie de datos que presenta menor coeficiente de variación (C.V.) es la que posee mayor estabilidad. Como puede observarse en el cuadro que se presenta a continuación, en este caso la mayor estabilidad la presenta el precio del pollo al consumidor (15,8%), seguido por el pollo al mayorista (17,7%), los granos (32,8%) y por último los aceites, dentro de estos el aceite refinado muestra una estabilidad levemente mayor (40,1%) frente al aceite crudo (41,6%).

Producto

Media (u$s/tn)

Desv. Estánd. (u$s/tn)

Coef. de variación

Grano de Maíz

127,07

41,64

32,80%

Ac. de maíz crudo

798,88

329,05

41,60%

Ac. de maíz refinado

819,79

328,35

40,10%

Carne de pollo al consumidor

1234,01

195,50

15,80%

Carne de pollo al mayorista

822,76

145,29

17,70%

Tabla1. Media, desvío estándar y coef. de variación de cada producto analizado.

  

Observando los aceites podemos ver que como se comentara con anterioridad, los mismos son los que presentan la mayor tasa de aumento de precios. Pero como el ajuste (R²) de sus datos con la línea de tendencia es bajo, la confiabilidad de la magnitud de la misma es muy baja. De todas maneras es de esperar que sea mayor a la tasa de crecimiento de los precios de los granos. A su vez vemos que los precios de los aceites presentan una estabilidad menor que los granos, contradiciendo la hipótesis de que la estabilidad de los precios de los productos elaborados es superior a la de las materias primas que le dieron origen. De todas maneras entre los aceites, el refinado (el de mayor valor agregado) muestra una estabilidad algo mayor con respecto al crudo. Cumpliéndose en este caso la hipótesis planteada.

Creemos que la baja estabilidad de los precios de los aceites se debe a que los mismos, en el mercado cotizan como un comodities más. Debido a esto consideramos no es conveniente quedarse en una primera etapa de transformación, sino que se debe procurar seguir avanzando en la cadena de agregado de valor. Siempre se puede dar un paso más en el camino hacia el destino final que debe ser la góndola y la satisfacción de necesidades cada vez más específicas.

En el caso de la carne de pollo vemos que como los pasos para pasar de la materia prima al producto elaborado son más (maíz - alimento balanceado - proteína animal), la estabilidad de los precios aumenta. Como así también el grado de ajuste de la línea de tendencia, por lo que la tasa de crecimiento de los precios es más confiable que en el caso de los aceites. Al igual que en estos, la carne de pollo muestra una tendencia positiva de aumento de precios y en ambos casos superior a la de los granos. También se puede observar que dependiendo del destino de la carne de pollo, la estabilidad de su precio varía. La carne que llega al consumidor por avanzar un eslabón más en la cadena logra una estabilidad mayor a la de los precios del pollo mayorista.

De todo esto se puede concluir que cuanto más valor se le agregue a un producto, más se diferencie el producto final de su precursor (como por ejemplo la carne de pollo del grano de maíz) y más especifica sea la necesidad que satisface el mismo, mayor es la estabilidad de precios a través de los años.

De todos modos consideramos que este análisis es incompleto, pero puede tomarse como una referencia del comportamiento esperable de los precios a medida que se agrega valor y se avanza en los eslabones de la cadena hacia la meta que es la góndola.

  

Autores:
Ings. Agrs. Juan Trossero. y José María Méndez - INTA AER Totoras 
Técnicos del Proyecto Agroindustrialización en Origen - Proyecto PRECOP II

  

Consultas a Profesionales del PRECOP

 

 

Redes Sociales
INTA Agroindustria
INTA Agroindustria
INTA Agroindustria
INTA Agroindustria
 

 

INTA EEA Manfredi. Ruta Nac. 9, km. 636. (5988) Manfredi, Córdoba. TE: (03572) 493039 / 493053 / 493058 int. 133
E-mail: eeamanfredi.agroind@inta.gob.ar - eeamanfredi.ap@inta.gob.ar 

:: Mapa del Sitio ::