Programa Nacional Agroindustria 
y Valor Agregado – Proyecto Integrador 
Procesos Tecnológicos para Agregar 
Valor en Origen en forma Sustentable
Buscar    

Publicaciones --> Informes Técnicos

Categoría: Agroindustria

Avances institucionales en el sector del extrusado prensado de soja

 
En un repaso cronológico del sector agroindustria, se destacan dos eventos muy significativos relacionados al extrusado prensado de soja en los que el INTA cumplió un rol protagónico.

En primer lugar, se destaca la creación de la Mesa de Extrusores por resolución del Ministerio de Agroindustria. Este espacio de discusión del sector se originó a mediados de este año con el objetivo de generar un ámbito de discusión de la problemática del sector en el cuál el Ministerio de Agroindustria puede interceder para ofrecer alguna alternativa de solución. Convoca a representantes de las Cámaras del sector y participa el INTA como institución que acompaña al sector PyME aceitero.

Como Mesa de Extrusores se realizó una reunión entre las diferentes Cámaras, en donde se plantearon una serie de propuestas al Ministerio de Agroindustria, entre las que se destacaban temas como la revisión de la alícuota de exportación de expeler, fijar un precio FOB distinto para el expeler, búsqueda de un sistema de acuerdos de aumento salariales fuera del convenio de paritarias del gremio de los aceiteros, entre otros.

Por otro lado, en el ámbito institucional se debe destacar la formalización de las Cámaras de PyMES aceiteras de la Provincia de Entre Ríos y de Buenos Aires, que junto con la de Cordoba (CABIOCOR), la de Santa Fe (CIDEP) y la Cámara Nacional de PyMES Aceiteras (CANAPA), ya son 5 las organizaciones del sector que cuentan en total con unos 120 asociados en promedio.

 
Avances tecnológicos del sector

Los grandes cambios logrados en el sector están relacionados a la adopción de técnicas para un mejor acondicionamiento del poroto de soja, que se evidencia en un gran número de plantas. Se trata principalmente en mejoras en la limpieza y el secado de la materia prima que mejoraron significativamente la eficiencia de extracción de aceite, como así también una mayor vida útil de los equipos.

Por otro lado, se nota una mayor preocupación por lograr mejores estándares de calidad del subproducto expeler, situación que se refleja por la incorporación de equipos NIRS en algunas empresas o un seguimiento más estricto de los parámetros que determinan la calidad.

No obstante estas mejoras que se registran en numerosas empresas del sector pueden seguir creciendo, ya que falta recorrer un camino importante para lograr un producto de alta calidad y con estabilidad que garantice esa calidad a través del tiempo. Un factor de suma importancia en este sentido es el escaso automatismo de los equipos que hoy se encuentran funcionando. Este es un trabajo pendiente de los empresarios del sector con los fabricantes y proveedores de los equipos de extrusado prensado.

Otro avance en el orden tecnológico es el inicio en numerosas empresas (aunque muy rudimentario al principio), de un sistema de control sobre los procesos que intervienen en la producción de expeler y aceite por este sistema de extracción.

Por otra parte existe una preocupación compartida en muchas empresas del sector por de una mejora en la eficiencia en la producción. En gran medida el Congreso de Extrusores apunta a dar respuesta a esa demanda, la capacitación para la mejora de procesos y productos.

La situación actual del sector se caracteriza por una mayor demanda de expeler, fundamentalmente por ser un componente ligado a los sistemas de producción de leche, algo que evidencia una situación promisoria en comparación con años anteriores.

Sin embargo, es real las plantas de extrusado prensado mantienen un porcentaje promedio al 50% de su capacidad ociosa. Un promedio estimado de acuerdo a situaciones muy distintas entre las empresas. Hay plantas que si bien no están trabajando tiempo completo (toda la semana 24 horas por día), sí lo hacen de lunes a viernes de corrido y paran el fin de semana o de lunes a viernes parando entre las 18 y 2 horas por una cuestión del costo energético en esa banda horaria, contra otras que solo lo hacen 2 o 3 días por semana.

Un tema central en este tipo de empresas es el costo energético. Con el incremento del costo de la tarifa de energía muchas empresas han tenido que rever sus horarios laborales y realizar ciertos acuerdos con las empresas proveedoras de energía para que éste insumo (el principal en el costo de producción) disminuyera de alguna manera su impacto. Por otro lado, en algunas PyMES aceiteras están analizando la posibilidad de generar algún tipo de energía renovable

Otro aspecto importante que indica la marcha del sector es la venta de equipos nuevos. Según relevamientos realizados por técnicos de INTA con distintos fabricantes de equipos de extrusado – prensado de soja, la venta de nuevos equipos se mantiene a pesar de sus altibajos. Un dato destacable es que la mitad de los equipos vendidos son adquiridos por nuevas empresas, mientras que el otro 50 % son empresas que incrementan su capacidad de producción.

Una característica que ha marcado al sector en los últimos 2 o 3 años, es que ante la caída en la demanda de expeler y, en alguna medida aunque con menor frecuencia, de aceite crudo desgomado, han buscado (y están buscando) nuevos destinos de sus productos. Para el caso de expeler la opciones más frecuentes son alimento balanceado, la producción de un expeler diferenciado, harina de soja micronizada, concentrado proteico, texturizado de soja a partir de expeler, coadyuvantes para uso agrícola, aceite metilado o biodiesel para autoconsumo, donde en muchos casos el objetivo es avanzar en la cadena de valor buscando nuevas demandas o demandas más exigentes. Por otro lado, un aspecto que se ha presentado en algunas empresas es la generación de nuevas unidades de negocio en donde la empresa PyME aceitera se integra con otra empresa de producción pecuaria, que tiene como costo principal el alimento (producción de cerdos, de carne bovina, de carne de pollo, etc.) o para la producción de biodiesel para autoconsumo.

En lo que respecta al futuro de las PyMES aceiteras, en primer lugar lo que se observa es que las empresas que se afirman en el mercado son aquellas que se destacan en por la calidad de sus productos, la gestión del negocio y la opción de un abanico de productos que se originan a partir del expeler y/o aceite. 

 
Aportes del INTA al extrusado prensado de soja en Argentina:

  • Técnicos del INTA, a través del Programa Nacional Agroindustria y Agregado de Valor, realizaron un relevamiento en 20 plantas de extrusado prensado de la zona núcleo en el que evaluaron los procesos de producción y permitieron elevar los estándares de calidad de proceso. El primer relevamiento reflejó errores que se cometían en muchas plantas y en base a eso se propuso una serie de espacios de intercambio y capacitación para lograr una mejora. Como resultado, en un segundo relevamiento se evidenció una mejora de los procesos, principalmente relacionados al acondicionamiento de la materia prima y las técnicas de proceso.

  • La participación del INTA en el sector del extrusado prensado propició una mejora sustancial en la calidad nutricional del expeler de soja.

  • EL INTA aportó en la integración de las Cámaras del Sector de Extrusado Prensado, como así también en el acompañamiento de la creación de nuevas Cámaras (Entre Ríos, Buenos Aires, etc); y finalmente, en la constitución de la MESA DE EXTRUSORES que se creó por resolución del Ministerio de Agroindustria de la Nación, con un trabajo de coordinación del Ing. Agr. Mariano Lechardoy, Subsecretario de Bioindustria).

  • En base a este trabajo de exploración de casos, el INTA elaboró un Manual básico de procedimiento con un protocolo de seguimiento de control del proceso. Esto se realizó de manera conjunta con Fundación Argeninta y fue adoptado por muchas empresas.
    Esta guía establece parámetros de la materia prima -como humedad del poroto, temperatura, actividad ureácica-; también determina estándares de proceso y características específicas del aceite y expeler como producto final.

  • El INTA realizó investigaciones sobre la inclusión de diferentes cantidades de expeler y aceite crudo de soja, con ensayos de alimentación en ganado bovino, porcino y aviar, logrando resultados contundentes de los beneficios del aporte proteico de estos subproductos en las dietas (Pordomingo, Latimori, Ascona, Cortamira). 

 

Evolución del sector Prensado Extrusado de Soja en Argentina 

Año

Nº Plantas

Capacidad instalada promedio (t/día)

Procesamiento anual (t/año)

Puestos de trabajo directos

2007

45

24

324.000

315

2011

200

30

1.800.000

1.400

2013

400

40

4.800.000

2.800

2015

450

45

6.318.000

3.150

2017

500

50

7.800.000

3.500

 

Desarrollo del sector en las provincias de la región pampeana

Relevamientos del INTA permiten dimensionar el crecimiento del sector en la región pampeana:

 

Córdoba

Santa Fe

Buenos Aires

2010

25

47

65

2017

113

103

120

 

En este comparativo no se incluyeron las plantas instaladas en las provincias de Entre Ríos, La Pampa, Salta, Santiago del Estero y Chaco, en donde el extrusado prensado también vivió un auge en los últimos años, aunque con situaciones muy diferentes en cada caso. 
 

  

Consultas a Profesionales del PRECOP

Contactos:
Ing. Agr. Alejandro Saavedra, Ing. Agr. José María Méndez, Ing. Agr. Fernando Ustarroz, Ing. Agr. Mario Bragachini

  

 

Redes Sociales
INTA Agroindustria
INTA Agroindustria
INTA Agroindustria
INTA Agroindustria
 

 

INTA EEA Manfredi. Ruta Nac. 9, km. 636. (5988) Manfredi, Córdoba. TE: (03572) 493039 / 493053 / 493058 int. 133
E-mail: eeamanfredi.agroind@inta.gob.ar - eeamanfredi.ap@inta.gob.ar 

:: Mapa del Sitio ::